{"multiple":false,"video":{"key":"b49Scd8SaG","duration":"00:07:43","type":"video","download":""}}

“Poco empático” fue como describió la situación una de las personas que estuvo en el momento en que una familia completa paseaba por el interior de un supermercado en Talca con sus rostros descubiertos y sin mascarillas a la vista.

Más aún considerando que no sólo no hicieron caso a los comentarios de otros clientes, sino que increparon a los mismos, asegurando que en Santiago nadie utilizaba este implemento.

La familia de cuatro adultos y un menor de edad ingresaron al local con sus respectivas mascarillas, fundamentales ante una aún presente pandemia. Sin embargo, a minutos de su ingreso se las sacaron y comenzaron a realizar sus compras.

Clientes que estaban presentes comenzaron a solicitarles que volvieran a ponerse sus mascarillas, sobre todo cuando son los recintos cerrados donde mayor precaución hay que tener.

Lejos aceptarlo, estas personas comenzaron a responder que no tenían por qué “hacer lo que otros nos manden” y que en la capital nadie hacía uso de las mascarillas.

Lee también: Paris y Daza se emocionaron a un año de la llegada de la pandemia de COVID-19 a Chile

¿Ahora tengo que hacer lo que tú me digái?“, contestó un joven miembro de la familia, dando media vuelta hacia su carro. Entre aplausos de clientes, un sujeto le gritó “idiota”.

“En Santiago no anda nadie con máscaras, ridículo. Nos tratas como provincianos, ahue…”, dijo por su parte otro de los adultos.

El cliente que captó el momento explicó que lo que más le molestó no fue que se rieran de ellos, sino que tenían “muy poca empatía y un desprecio por la gente, por lo que estamos viviendo“.

“Vienen los guardias, les dicen que se pongan las mascarillas. La mujer comienza a dar un discurso de que éramos unas ovejas en un rebaño. Carabineros los retuvo y creo que les cursó las multas correspondientes”, agregó el hombre.

Lee también: Sernac exigirá compensaciones para familias de gatitos afectados por lotes de alimentos

Y así fue, pues luego que guardias intentaran que estas personas se pusieran sus mascarillas, tuvieron que pedir asistencia de funcionarios policiales para un control de identidad. Personal de la Seremi de Salud Maule que se encontraba en las cercanías también llegó a conocer el caso de estas personas cuando ya estaban en los estacionamientos, cursándoles un sumario sanitario.

“Afortunadamente nuestros fiscalizadores que andaban en el sector, ante la denuncia que salió en redes sociales, alcanzaron a llegar y se les realizó un sumario sanitario”, dijo Marlene Durán, seremi de Salud Maule.

La seremi de Salud Metropolitana, Paula Labra, también comentó los registros viralizados, asegurando que “en Santiago sí se usa mascarilla, nosotros la estamos fiscalizando permanentemente” y que si bien “siempre hay personas que no cumplen con esta norma”, pero que en dichos casos se aplica sumario sanitario.

Las sanciones por este tipo de sumarios son una multa que en promedio es de $2,5 millones, pero puede llegar hasta los $50 millones.

Lee también: Amigas descubren que eran hermanas separadas al nacer y fueron adoptadas por diferentes familias

Tags:

Deja tu comentario