Durante la noche de este lunes, Karla Rubilar realizó su primera vocería en su nuevo cargo como ministra de gobierno, para referirse a los disturibos que se desarrollaron durante esta tarde en el centro de Santiago, entre ellos el incendio en la estación Baquedano y en varios edificios en las cercanías al cerro Santa Lucía.

La ministra aseguró que lo sucedido durante esta jornada contrasta con la manifestación del viernes pasado que concentró a 1,2 millones de personas, y aseguró que «lo que estamos viendo hoy día en el centro de Santiago no es la gente que quiere justicia social, no es la gente que quiere un Chile mejor, gente que quiere destrucción y caos». 

Lee también: [Minuto a minuto] Manifestaciones en Santiago: Saqueos en la Alameda y quema de acceso en Metro Baquedano

La autoridad atribuyó los incidentes de hoy a «grupos violentos» que alcanzan una cifra de 6.500 personas y aseguró que «lo único que estamos viendo en los medios por culpa de este grupo pequeño que cree en la violencia es finalmente violencia y caos y tapan lo importante». 

Del mismo modo, indicó que entre las medidas de seguridad adoptadas existen más de 2.500 carabineros desplegados en Santiago y aseguró que desde el gobierno «no tenemos contemplado volver al estado de emergencia». 

Ante las manifestaciones que continúan tras los anuncios de la «agenda social» del presidente Sebastián Piñera y el cambio de gabinete, Rubilar señaló que «no podemos cambiar todo de un día para otro» y que «sabemos que nos queda un camino largo por recorrer». 

«Vamos a dejar los pies en la calle para escucharlos y mejorar la relación con todos los actores sociales, entre ellos la oposición», continuó.

Lee también: INDH informa que equipo de la ONU atrasará su llegada a Chile para los «próximos días»

La vocera de gobierno señaló que «además de ayuda y claridad, le pedimos a todos los sectores políticos, a que condenen sin tapujos la violencia que estamos viendo».

Finalmente, con respecto a la marcha convocada para la tarde de este martes y que tiene como punto de llegada el Palacio de La Moneda, Rubilar señaló que «la complicación que tiene es que no está autorizada» y que entre las medidas que se adoptarán está el resguardo «de ciertos perímetros para resguardar el buen funcionamiento de la ciudad».

Tags:

Deja tu comentario