{"multiple":false,"video":{"key":"b43QVC2xCG","duration":"00:14:27","type":"video","download":""}}

El 3 de septiembre de 1989 será un día difícil de olvidar en la historia del fútbol chileno, ya que esa jornada se registró el mayor escándalo que remeció a la selección chilena, la que terminó con la carrera de Roberto “Cóndor Rojas”, quien era considerado como el mejor arquero del país.

Aquel día, Chile visitaba el estadio Maracaná de Brasil con el objetivo de obtener un triunfo que le permitiese clasificar a la Copa del Mundo de Italia 1990. La Roja había empatado en Santiago y la verdeamarela lideraba el grupo 3 por diferencia de goles.

En el encuentro, los brasileños partieron con el pie derecho tras una anotación de Careca en el minuto 49. Esta derrota dejaba sin chances a La Roja y el dominio del Scratch continuaba. Sin embargo, en el minuto 67 ocurrió algo inesperado, ya que una bengala cayó a la cancha y Roberto Rojas se arrojó al pasto acusando que el elemento cayó en su cabeza.

Lee también: “Cóndor” Rojas es incluido en la lista de los más odiados del fútbol

Tras esto, los chilenos abandonaron la cancha y acusaron “falta de garantía” para continuar el juego.

A 30 años del bengalazo de Río de Janeiro, aún hay preguntas sin responder: ¿Actuó solo Roberto Rojas? ¿Fue parte de un engaño muy bien planificado con otros jugadores o dirigentes para dejar a Brasil fuera del Mundial de 1990?

CHV Noticias revivió la historia con protagonistas que, incluso, hacen nuevas denuncias como el supuesto uso de drogas antes del maracanazo.

El comentarista Max Walter Kautz aseguró que el técnico de la selección chilena, Orlando Aravena, autorizó el uso de drogas, específicamente cocaína, en el plantel. Sin embargo, el ex futbolista Héctor Puebla lo descartó.

Por su parte, Aldo Schiappacasse también revivió las repercusiones de aquella jornada. Recuerda que el Cóndor juró por sus hijos que la bengala le pegó.

“Mirando a la cara a Caszely le dice: ‘Carlos, te lo juro por Dios. La bengala me pegó’. En un momento en que el país estaba dudando, Roberto Rojas va y dice ‘te lo juro por mis hijos, la bengala me pegó’”.

Patricio Reyes, ex jugador de esa selección, también aseguró que Rojas insistía en la postura de que la bengala le había golpeado.

Lee también: Fernando Astengo reveló un nuevo capítulo del “Maracanazo”

“Ya pagué”

En junio de 1990, tras teorías de engaño en contra de Rojas y la investigación de la FIFA, el ex portero de Colo Colo confesó el fraude y derribó todos los rumores.

Esto derivó que el portero fuera castigado de por vida, al igual que el presidente del fútbol chileno, Sergio Stoppel.

En tanto, Fernando Astengo fue sancionado cuatro años, el kinesiólogo Alejandro Koch y el médico Daniel Rodríguez por un año.

Asimismo, el DT Orlando Aravena fue sancionado por cinco años y también el utilero Nelson Maldonado, quien denuncia que no todos los responsables de la vergüenza pagaron su castigo.

Lee también: Cóndor Rojas apareció en lista de las mayores trampas en la historia deportiva

Sólo cuando Rojas cumplía 42 años, la FIFA decidió levantar el castigo a un hombre que hoy siente que pagó con creces por su error. “Ya pagué, ya me siento así, que ya pagué”, dijo el ex seleccionado hace un par de años.

Como daño colateral, el fútbol chileno estuvo impedido de disputar en cancha su participación al Mundial de Estados Unidos y, además, fue castigado a nivel de divisiones juveniles. No fue hasta 1998 que la Roja pudo volver a una Copa del Mundo.

Tags:

Deja tu comentario