{"multiple":false,"video":[]}

En medio del escándalo que se viene arrastrando desde hace un par de años, se comenzó a discutir en el Congreso, en una Comisión Mixta, si debiera tipificarse el delito donde hay cohecho sin que se compruebe la materialización de una contraprestación contra la persona responsable del depósito de dineros.

A presar que el Ejecutivo había manifestado que no era partidario de incorporar en la normativa un nuevo tipo penal de cohecho, finalmente, el ministro de Justicia, Hernán Larraín se abrió a una nueva indicación propuesta por los parlamentarios de oposiciónLeonardo Soto (PS), Francisco Huenchumilla (DC), Catalina Pérez (RD) y Gabriel Silber (DC).

Para conversar al respecto, el abogado penalista de la Universidad Diego Portales Héctor Hernández, quien es sindicado como la persona que convenció a muchos de los senadores y diputados que tenían que cambiar su visión respecto a este cambio en el Código Penal, conversó sobre el tema con Última Mirada.

“En realidad no es tan raro, porque el cohecho siempre ha tenido relación con un empelado público. La única diferencia es que nuestro derecho ha exigido siempre que el beneficio solicitado por el funcionario público corrupto tenga algún grado de conexión con actos determinados en el ejercicio de su cargo”, explicó.

“Eso genera en parte una serie de dificultades probatoria” afirmó refiriéndose al delito de corrupción sistemática. “En muchos casos ni siquiera existe una contraprestación clara por parte del funcionario”, agregó, aludiendo a personas que son incorporadas a la planilla de pago de una empresa, sin que se les pida nada a cambio.

Por lo tanto, esta tipología de derecho exige que se compruebe la entrega de dineros a un funcionario. “Si esa conexión no se logra establecer, no hay delito de cohecho”, afirmó el jurista.

“Los tipos penales en materia tributaria son demasiado vagos, entonces yo diría que esta decisión de la autoridad administrativa sirve de freno”, aclaró.

 

Tags:

Deja tu comentario