{"multiple":false,"video":{"key":"czjTeTLlONa","duration":"00:07:14","type":"video","download":""}}

Patricio González este jueves recibió una nueva mala noticia en su misión por rescatar a su nietos del centro de refugiados de Siria. Desde distintos organismos le negaron la posibilidad de ayuda para tener algún tipo de acercamiento con los niños.

Fue un día difícil para el abuelo chileno de 50 años que se encuentra en la ciudad Erbil de Irak. Y todo partió la despertar, cuando recibió un mail de las autoridades suecas, que lo están ayudando con la operación, según contó a CHV Noticias.

Lo anterior, porque en el correo enviado por autoridades de Suecia le indicaron que no podía establecer una fecha específica para el reencuentro con sus nietos, específicamente no pueden asegurarle el día en que los niños saldrán de Siria en dirección a Irak.

“Estamos trabajando intensamente por el caso de tus nietos, pero esta es una situación muy compleja, entiendo que nos pidas un plan de tiempo, pero mientras te escribo esta respuesta va a ser imposible de darte una fecha, porque esto puede tomar muchos días para resolverse“, señalan en el mail.

Lee también: “No me atrevo a traerlos”: El motivo por el que abuelo chileno no quiere llevar a sus nietos a hospital de Irak

Por esto motivo decidió ir hasta las oficinas de la Cruz Roja de Erbil, donde si bien lo recibieron, tampoco le entregaron una respuesta que lo dejara satisfecho.

Esto, porque le explicaron que la Cruz Roja no tiene presencia en el campo de refugiados donde están sus nietos y que no pueden hacer nada para ayudarlo porque “no tienen personal en el terreno y no pueden tener una comunicación directa con los niños, hay muchas regulaciones”.

“Les estoy pidiendo a ver si me pueden ayudar a tomar comunicación con los niños para saber cómo están, porque es lo primero que nosotros necesitamos, conocer el estado de salud de los niños “, detalló.

Situación que adquiere mayor urgencia sabiendo que hace dos semanas los fue a ver, momento desde que no ha tenido ninguna información de ellos y su su permiso para estar en Irak tiene un máximo de 30 días.

Te puede interesar: “Decir que pueden ser un peligro es estúpido”: Habla el abuelo que busca rescatar a sus nietos huérfanos de Siria

“Creo que si las cosa fueran tratadas con la emergencia que se requiere y el aspecto humanitario que se debe al caso, se podría hacer mucho más. Creo que los niños deberían estar afuera”, lamentó Patricio.

Tags:

Deja tu comentario