{"multiple":false,"video":{"key":"b43E84AWWr","duration":"00:08:33","type":"video","download":""}}

Los días que esta viviendo Patricio González son Irak son de total angustia. Está más cerca que nunca de rescatar a sus nietos huérfanos, pero mientras no los tenga en sus brazo todo es incertidumbre.

Actualmente está a la espera de que le llegue el permiso para volver a Siria y buscar a los siete niños. Permiso que hoy lo elude, pero que hace poco ya le fue entregado y con el que pudo entrar al territorio y poder estar tres horas con los niños.

Lee también: “El día que estén en Chile estaremos más tranquilos”: Nuevo avance en caso de niños huérfanos en Siria

El proceso lo está haciendo acompañado de autoridades suecas, las que ahora le recomiendan que no regrese a Siria, ya que serán ellos los que se encargarán del traslados hasta Irak, donde se encuentra, y así poder conseguir los pasaportes y abandonar Medio Oriente para viajar a Suecia o Chile.

Destino final que aún no decide porque el camino aún es largo, y como el mismo dice en entrevista exclusiva con CHV Noticias, son tiempos “angustiosos, desesperantes y agobiantes. Las tiene todas este momento, tiene mucho dolor“.

Me pregunto por qué tenemos que estar rogando tanta humanidad, por qué hay que rogar a las personas que reacciones de forma humana, cuando es tan obvio. Y se trata de niños tan pequeños”, añadió.

Justamente esos niños, los nietos de González, en estos momentos están en un campo de refugiados en el lado sirio ya que su madre, Amanda (hija de Patricio) y su padre fallecieron tras unirse al Estado Islámico. Momento, en que todo cambió, tal como lo recuerda.

Te puede interesar: “Uno tras otro van a comenzar a morir”: La desesperada lucha de abuelo chileno por rescatar a sus nietos de Siria

Después de tres meses me manda un mail de ella explicando la verdad, diciendo ‘padre, estoy super avergonzada porque te he mentido durante todo este tiempo”, detalla Patricio sobre el correo en el que ponen fin a la mentira que le hicieron creer durante meses, ya que le habían dicho que se habían ido de vacaciones a Turquía y que habían conseguido un trabajo.

En ese mismo mail le confiesan algo que él no podía creer. Su hija y su pareja, con sus nietos, están en Siria combatiendo el EI.

Fue muy terrible saber que se habían ido a esta guerra con niños chicos“, sostiene.

Sin embargo, en el momento dice que no le tomó el debido peso, ya que no tenía mucha información sobre qué organización era ni que eran los mimos terroristas que había visto en las noticias. “Es parte de la culpa que siempre he tenido“, añade.

“Sabía que había una guerra en Siria y diferentes grupos terroristas que se estaban formando, pero no tenía grandes conocimientos de qué era el ISIS“, agrega.

Es ahí cuando dice que “me pongo a investigar y me doy cuenta de lo que está pasando. Trato de convencerla de que lo que estaba haciendo era erróneo”.

Amanda, su hija falleció junto a su pareja, motivo por el que sus hijos quedaron huérfanos y como sus padres eran militantes del grupo terrorista, ellos son catalogados como peligrosos. Motivo por el que es tan difícil poder recuperarlos.

“Los niños no tienen ninguna culpa, ellos son víctimas de lo que ha ocurrido, estoy convencido de que esto es un error. Decir que estos niños puedan ser un peligro para la sociedad es totalmente estúpido. No me cabe en la cabeza que puedan llegar a ser futuros terroristas”, reflexiona.

Finalmente, sobre la muerte de su hija, comenta que “el luto lo voy a seguir viviendo el resto de mi vida. Me acuerdo de ella y me pongo a llorar”.

Esta lucha me ha ayudado a sobrellevar eso, siento esa presencia de ella, como que también me ha ayudado mucho para llevar a cabo todo esto”, finalizó.

Tags:

Deja tu comentario