{"multiple":false,"video":{"key":"czoG10q0OWF","duration":"00:03:22","type":"video","download":""}}

Probablemente hoy lo hizo todo el día y deba seguir haciéndolo por los próximos meses. A qué nos referimos: abrir la llave. Se protege las manos con agua, pero ¿quién la protege a ella?

El escenario es complejo. Por un lado una pandemia y por el otro una sequía y escasez hídrica sin precedentes en el país.

Lee también: Chile se sigue secando: Cae drásticamente el volumen de agua en embalses

En Chile el uso doméstico de este recurso es del 7%, ¿cuánto afectará con este uso adicional?

En sólo una ducha de cinco minutos los chilenos gastamos un promedio de 60 a 80 litros de agua. Con el constante lavado de manos sumaríamos otros litros al día.

Por eso, ocurre una nueva preocupación para las 147 comunas del país, que desde inicios de año han sido decretadas zonas de catástrofe debido a la falta de agua. Sectores como Petorca, que están prácticamente secos y donde también desde hace meses, se abastecen mediante camiones aljibes.

Una desigualdad de acceso al recurso que puede generar graves consecuencias en estos puntos del país. Mientras, según Aguas Andinas en la ciudad, el abastecimiento podría estar asegurado.

De acuerdo a cifras de la Superintendencia de Servicios Sanitarios, un ciudadano promedio en Chile gasta cerca de 170 litros de agua potable al día. Es decir, en un mes, consume cerca de 5 mil litros del recurso. Por eso, se vuelve a apelar a la conciencia.

Al aumentar nuestro uso diario, ¿podríamos tener menos agua? o ¿de qué manera se administrará si seguimos con este panorama?

Lee también: Destinan $50 mil millones para enfrentar la sequía en la Región de Valparaíso

En países críticos como España, la demanda por agua potable ha presentado un incremento de un 58%, según lo informado por diversas distribuidoras locales.

Habrá que ver ocurre dentro de los próximos meses y qué impacto puede tener esta demanda por agua en nuestro país.
Tags:

Deja tu comentario