{"multiple":false,"video":{"key":"yfeuDk7E6WA","duration":"00:08:04","type":"video","download":""}}

En Conchalí hay más de ocho ferias libres autorizadas, en ellas cientos de puestos y algunos que ofrecen medicamentos ilegales, tales como psicotrópicos, antidepresivos y otros para el dolor. La gremial nacional de organizaciones de ferias libres denuncia que no hay fiscalización, acusando que la situación está fuera de control y que se han visto enfrentados a verdaderas mafias de tráfico de medicamentos. Una amenaza presente en distintos puntos de la capital. Mónica, por ejemplo, una clienta de la feria, logró comprar la Prednisona, un antiinflamatorio corticoesteroide cuya venta es con receta médica retenida, la cual no fue requerida para esta transacción. Y así como este, tantos otros se venden si control. Todo fármaco tiene riesgos si no es bien conservado a una temperatura adecuada, trazado y manipulado. Las consecuencias del uso indiscriminado pueden ser fatales, sobre todo si se abusa de remedios controlados. El gremio de las farmacias independientes acusa que las autoridades sanitarias han dejado de lado este tema, y según la PDI, en el último año no se ha realizado ningún decomiso significativo de medicamentos.

Tags:

Deja tu comentario