{"multiple":false,"video":{"key":"oVM1WGSbC2","duration":"00:08:54","type":"video","download":""}}

En plena pandemia se registró un aumento de la venta automotriz y con ello los engaños asociados. Es el caso de automotoras dedicadas a captar clientes mediante un contrato de consignación, luego abonan un pie inicial por el auto comprado, y finalmente desaparecen. Eric Neira es uno de los denunciantes, quien indica que vendió su camioneta con ellos y recibió los primeros $5 millones acordados, pero en los 10 días hábiles sucesivos nunca recibió los $8,5 millones faltantes. Se trata de la sociedad automotriz DLH que inició sus actividades el 10 de marzo de 2020. Margarita Andrea de la Hoz es su representante y encargada de captar clientes y cerrar negocios. Tenían un oficina en Las Condes que era compartida con Olivares Zúñiga Automotriz, y Álvaro Zúñiga, de esta última empresa, era quien realizaba los depósitos y vendía los vehículos. Cheques protestados, cuentas sin fondos, son parte del panorama que han debido enfrentar los afectados por estos delitos de apropiación indebida y estafa, según investiga la Fiscalía. Andrea de la Hoz no quiso responder preguntas a CHV Noticias, y en su lugar envió al abogado de la empresa, Guillermo Sepúlveda, el mismo que suscribió distintos contratos de promesa de pago que no se cumplieron. Declaró que esto se debe a “un problema de caja, desconozco porqué. (…) Lo que hay es un incumplimiento contractual, si es una estafa o no, eso lo verán los tribunales”, dice. Según el abogado querellante, ninguno de estos contratos fueron notariados en presencia de los propietarios de los vehículos, por tanto se investiga otro tipo de delitos.

Tags:

Deja tu comentario