{"multiple":false,"video":{"key":"jp7lXGhg0","duration":"00:12:22","type":"video","download":""}}

La semana pasada el país se conmocionó con el registro de un perro galgo amarrado con un alambre a un árbol y en evidente estado de desnutrición en la localidad de Casablanca llamado Timón.

Y como él son varios los exponentes de esta raza que se ven sometidos a condiciones de maltratos por sus dueños que los obligan a competir en brutales carreras ilegales.

Así lo demuestran estas imágenes, que revelan las pésimas condiciones en las que se encuentran. En este fuerte registro se ve cómo dos de estos perros chocan en plena carrera y comienzan a convulsionar en el suelo, mientras sus dueños no hacen nada.

Es por esto que fundaciones como Galgos Chile, Libera y Animal Libre apoyaron la presentación de un proyecto de ley para prohibir las carreras de perros en Chile junto a diputados Vlado Mirosevic y Alejandro Bernales.

“El proyecto busca prohibir las carreras porque regular es super difícil, aunque hayan intenciones buenas de regular, es super difícil controlar la cantidad de canódromos ilegales en Chile“, comenta Erik Bustamante, cofundador de Galgos Chile.

Lee también: Terrible caso de maltrato animal: Encuentran a perro desnutrido que estaba amarrado a un árbol en Casablanca

Justamente él junto a su pareja crearon a fundación que partió adoptando a Merlín, un perro galgo cuya imagen en desnutrición los conmovió y decidieron hacer algo la respecto.

“Tu no ves a los entrenadores corriendo con el perro para entrenarlo, sino que lo amarran a una camioneta por que es mas fácil y los obligan a correr 20 kilómetros a 60 kilómetros por hora. Y si se les cansa lo arrastran”, detalla Erik.

Daños en las caderas, dentaduras quebradas, heridas en el cuerpo y con diversas fracturas son una constante en los galgos que rescatan.

Además, indican que cuando uno de estos perros ya no sirve para las carreras, simplemente los abandonan como es el caso de la mayoría de los animales que han adoptado o incluso los llegan a matar cuando no les sirven.

Si el perro pierde la carrera o presenta alguna lesión, lo eliminan, o sea lo desechan“, sostiene Alia Encinas, médico veterinario de la fundación Stuka.

Este proyecto, que ya se encuentra en el Congreso, busca que no se vuelvan a repetir esas imágenes y que obligaron a que Timón fuera rescatado por dos oficiales, quienes lo encontraron en paupérrimas condiciones de salud.

Actualmente, este perrito se encuentra recuperándose en la Fundación Stuka, donde recibe todos los cuidados en compañía de otros perros que también se encuentran en terapia para luego ser adoptados por una familia que les abra los brazos.

Chile es uno de los pocos países de Latinoamérica donde aún están permitidas las carreras de galgos. Ya fueron prohibidas en Uruguay y Argentina, entre otros.

Tags:

Deja tu comentario