{"multiple":false,"video":{"key":"czjDUJDqlYZ","duration":"00:02:40","type":"video","download":""}}

En menos de una década, la humanidad podría quedarse sin comida. Esa es la dramática proyección elaborada por expertos de todo el mundo, debido a los problemas que ya está generando el cambio climático.

La desertificación, la sequía, inundaciones e incluso el desperdicio de alimentos, son los argumentos que van comprobando esta preocupante hipótesis.

Lee también: Cuatro acciones para hacer más sustentables las fiestas del 18

Por eso, académicos del Instituto Milenio de Biologia Integrativa iBio han desarrollado investigaciones con hongos, que han sido encontrados incluso en suelos tan complejos como el propio desierto de Atacama y que, combinados a plantas que producen verduras, colaboran a su crecimiento y producción.

Permite que las plantas crezcan mejor, ya sea en una condición normal con todos los nutrientes sin un estrés presente. Y también, permiten que puedan soportar escenarios como sequías o alta salinidad“, explica la profesora Elena Vidal, investigadora de iBio y directora del centro de Genómica y Bioinformática de la Universidad Mayor.

Alimentos tan básicos de nuestra dieta como tomates, papas y pimientos ya han sido estudiados con estos “super hongos“, comprobándose la ayuda que estos organismos les proporcionan.

El director de iBio, el doctor Luis Larrondo, quién además analiza el ciclo circadiano de estos organismo, añade que “estamos entendiendo como el ambiente, modula la capacidad de un hongo para ser más agresivo, o para ayudar mejor a la planta para crecer. Y cómo dependiendo de las condiciones ambientales, la planta puede reaccionar distinto a un hongo”.

La cerveza también podría ser salvada

Pero eso no es todo. El estudio de levadura de cerveza también se relaciona a esto.

El docente, Francisco Cubillos, también integrante de la indagación de iBio, asegura que se están realizando una serie de fermentaciones, con distintos productores de cerveza, con el objetivo de rescatar la “levadura madre” de esta bebida, y así ver todo su potencial en términos de cervecería”.

Los hongos para ello han sido encontrados en la Patagonia de nuestro país, lo que en el futuro podría ser clave para la producción de este brebaje.

Tags:

Deja tu comentario