Por Roberto Cox
{"multiple":false,"video":{"key":"oVn8pigiiE","duration":"00:07:03","type":"video","download":""}}

El 3 de marzo de 2020 se confirmaba el primer caso de coronavirus en Chile. Lo que se veía como una lejana enfermedad, terminaría por cambiar y replantear las vidas de todos y todas. La angustia, la frustración y el temor han sido denominadores comunes para la población. Pero, ¿se ha preguntado alguna vez cómo sería Chile cuando pase la pandemia? Un equipo de CHV Noticias intentó encontrar las respuestas.

“Yo no quiero volver a la normalidad”, dice el actor Héctor Noguera.Quiero volver a algo distinto. No quiero repetirme el plato de antes. No quiero que sigamos viviendo y aceptando los mismos errores. No quiero que volvamos a aceptar la inequidad, por ejemplo”, agrega.

“Hemos vivido en una vorágine de consumismo. A lo mejor eso también va a cambiar un poco”, sostiene Mario Kreutzberger, quien asegura que “la crisis indudablemente demuestra que teníamos pies de barro en muchas cosas”.

“Los recursos del Estado no van a alcanzar. La única diferencia que va a haber es que lo más ricos van a ser menos ricos. Pero los más pobres van a ser muy pobres y eso va tomar un tiempo”, advierte. Sin embargo, se muestra esperanzado: “Se va a encontrar un camino para salir como un país mejor”.

Lee también: “Jubilaciones con el 100% del sueldo”: El futuro que prometían las AFP hace 40 años

En tanto, Francisca Crovetto, premio nacional de deportes del 2019, afirma que “se dice que tenemos mala memoria y después rápidamente volvemos a los mismos hábitos, pero creo que esto ha calado tan hondo y ha sido tan inédito, que no creo que lo olvidemos tan fácilmente”.

El ex tenista Fernando González opina igual y asevera que la solidaridad y empatía tras el terremoto del 2010 no duró mucho. En ese sentido, indica que “ojalá que nos quede una gran enseñanza a todos nosotros, de cómo tenemos y queremos ser”.

Benito Baranda, de América Solidaria, dice que “ojalá después de la pandemia seamos capaces de pagar salarios justos y que las personas puedan vivir más integradas en la solidaridad, en una sociedad donde se paguen con gusto los impuestos”.

Lee también: La otra cara de los hinchas del fútbol: Las solidarias iniciativas de los barristas durante la pandemia

“Esta pandemia nos obliga a actuar colectivamente. Es un baño de humildad a todos los seres humanos que andábamos creídos por el mundo, enfatiza el ex presidente Ricardo Lagos, quien extraña caminar por la calle, mira rostros, encontrarse con amigos y darse un abrazo.

Finalmente, la cantante Myriam Hernández espera encontrarse con un país distinto, donde haya una disminución de la pobreza, un aumento del trabajo y donde la desigualdad se acabe. “Ese es el Chile al que aspiro”, puntualiza.

“Se requiere más amor y empatía, pero tengo mis dudas, porque lamentablemente el ser humano olvida pronto la crisis y los desastres”, advierte.

Tags:

Deja tu comentario