{"multiple":false,"video":{"key":"yeuBr3ocwcY","duration":"00:04:44","type":"video","download":""}}

Antonia Saelzer es una ciclista transgénero que, tras someterse a una cirugía de cambio de sexo, busca ser reconocida como mujer para poder competir en los próximos torneos. El reglamento indica que va a tener que cumplir una serie de requisitos para lograr su objetivo.

“En un momento pensé: tengo que compartir lo que he vivido, que no necesariamente tiene que ser un proceso feo atreverse a ser una misma”, relata.

A sus 31 años, Antonia da rienda suelta a su pasión arriba de una bicicleta, el descenso es su especialidad, deporte que practica desde los 14, cuando Antonia era Matías. Una fractura de muñeca y su posterior recuperación la hicieron reflexionar y asumir el cambio que siempre buscó.

Lee también: Adulto mayor de 86 años fue asaltado y golpeado: Delincuentes usaban placa falsa de la PDI

“Ser transgénero o cualquier cosa que sea anormal para la sociedad, poco común, digo, es atreverse a abrir tu vida al cuestionamiento y tú no sabes a dónde va a llegar eso. En mi caso llegó al punto en que siento que necesito compartirlo, necesito ayudar a alguien más que esté en la misma situación”, cuenta.

Antonia fue sometida a una genitoplastía, la operación para el cambio de sexo. Una nueva etapa que está mecánica de bicicletas asume con esperanza. 

Era la mitad de una persona completa, entonces todo lo que estaba antes sigue estando, sigo siendo ciclista, mecánica, estudié diseño, soy diseñadora, no me dedico mucho al diseño, pero es algo que estaba antes y está ahora, entonces no he dejado de hacer nada”, explica.

Asegura que ha tenido el apoyo de su familia, amigos y compañeros de trabajo, quedando un último deseo por cumplir: ser deportista reconocida por la Federación de Ciclismo.

Lee también: Están desesperados: Familia realiza rifas para costear tratamiento de su hijo con síndrome nefrótico

Marco Borie, presidente de la agrupación, explica que para ello «tiene que mantener sus niveles de testosterona en el suero sanguíneo menores a 5 nanomol/litro durante los 12 meses anteriores a su competencia y, si quiere ella permanecer en esta categoría, tiene que mantener este nivel de hormonas en la sangre”.

Desde marzo de este año, la Federación Internacional de Ciclismo (UCI) agregó en sus regulaciones un capítulo relativo a la inclusión de atletas tránsgenero, una implementación que le permitiría a Antonia que su nivel de testosterona no implica una ventaja deportiva por sobre el resto de las competidoras.

“Se crea una especie de rumor de que, no es que tenga ventaja, sino que mi pasado influye en el resultado de una carrera. Y yo lo veo como que llevo desde los 14 que compito, entonces la experiencia que he ido juntando no se va, ahora hay que usarla de una forma diferente, con una capacidad diferente, pero adaptar es más fácil que aprender”, dice ella.

Lee también: Identifican comunas con mejor y peor señal de Internet y celular: ¿De qué depende este fenómeno?

Borie detalla que «no se le solicita que tenga una operación de cambio de sexo, tampoco que su identidad en su carnet sea como mujer si es que la tiene como hombre, pero cumpliendo con este requisito ella puede participar y sacar su licencia federada sin ningún tipo de problema».

Cumpliendo con todos los requisitos, Antonia podrá cumplir con su sueño e incluso representar a Chile en el mundial, esta vez en el cuerpo que siempre buscó.

Tags:

Deja tu comentario