{"multiple":false,"video":[]}

Tras 11 años de ausencia en una instancia de octavos de final de Copa Libertadores, Colo Colo recibió en su cancha a Corinthians a estadio lleno y lo venció por 1-0. El apoyo se sintió desde el comienzo y se vio al equipo local bien parado, con la tarea clara frente al respetable equipo carioca.

Colo Colo tuvo un buen comienzo, imponiendo su localía, y sorprendió a Corinthians ya casi al final del primer tiempo. Una jugada inteligente por el sector derecho protagonizada por Valdivia, quien profundizó para Opazo, le permitió al cuadro albo abrir la cuenta. El autor fue Carlos Carmona, quien apareció en el momento y lugar indicado para rematar y vencer al meta Cassio, quien dio un rebote y fue batido.

El golero brasileño fue actor principal, lo que dejó de manifiesto el dominio del Cacique. La jugada táctica del director técnico Hector Tapia de guardarse a Jorge Valdivia para este cotejo dio resultados en el primer tiempo, lo que hizo desaparecer un poco las críticas y el mal resultado en Temuco el fin de semana pasado, donde sacó al Mago en los inicios del segundo tiempo.

Con la misma concentración del primer lapso, Colo Colo saltó a la cancha en la segunda mitad con la intención de estirar las cifras e ir de manera más holgada a Brasil a jugar la revancha.
La presión en el medio campo se hizo sentir y los brasileños, impetuosos, sufrieron la expulsión tempranera (minuto 54′) del volante central Gabriel por doble amarilla, en una infracción que no dejó pasar el juez colombiano Roldán.

Con el pasar de los minutos y el tramite controlado del partido, Hector Tapia decidió realizar un cambio ofensivo y sacó a Carmona para el ingreso de Jaime Valdés que jugó cargado a la izquierda buscando profundidad y centros para Lucas Barrios y Paredes.

En el minuto 87′ los albos tuvieron la más clara para aumentar la cuenta con otra jugada de Óscar Opazo, que se adentró al área, engancho y dejó solo a Barrios, quien remató de manera correcta, pero encontró las manos salvadoras de Cassio una vez más.

De esta forma llegó el pitazo final que dejó a un Colo Colo vencedor por la cuenta mínima y con buenas sensaciones de cara a la revancha en Brasil, la que se jugará el miércoles 29 de agosto en Sao Paulo.

Tags:

Deja tu comentario