{"multiple":false,"video":{"key":"oUP2JNQzbP","duration":"00:05:36","type":"video","download":""}}

Bien temprano, a las 8:30 de la mañana comienza una jornada al interior del Comedor “San Cayetano” de la población La Legua en la comuna de San Joaquín.

Acá, un grupo de mujeres tienen una enorme vocación de servicio y han dedicado años para ayudar a quienes más lo necesitan.

Anita, Mariela, Blanca, Luisa y Rosa son parte de quienes han organizado un comedor solidario en la parroquia “San Cayetano” para quienes viven en la calle o simplemente necesitan un plato de comida.

Te puede interesarLa historia de la chilena que fundó una viña en un clima frío: Uno de sus vinos fue considerado el mejor del mundo

El comedor existe hace más de 30 años y todas quienes participan tienen gran experiencia en la cocina. Incluso, hay quienes han dedicado 20 años a este servicio comunitario. “Esto es como una familia“, declaran.

Para conseguir los recursos organizan un bazar con donación de ropa que posteriormente venden y así comprar gas. Además, cuentan con la colaboración de una fundación que les proporciona mercadería y del Colegio Villa María que les entregan verduras.

A esto se suma la ayuda de alumnas del Colegio Teresiano, quienes asisten todos los martes al comedor. “Aunque no se vea un cambio tan grande, son ayudas pequeñas que van mejorando la vida de cada uno”, relatan.

Cuentan que nunca les ha faltado alimentos, pero aveces proteínas como la carne o el pollo es escasa, por lo que el llamado es a colaborar. 

Lee aquíEl montañista que enseña a los niños de escuelas rurales de todo Chile a soñar en grande

Se sienten contentas, orgullosas por el trabajo realizado. Ayudar a quien más lo necesita sin recibir algo a cambio. “Es algo impagable“, dice emocionada la encargada del comedor, Gertrudis Geraldo.

Un acto solidario que nace desde la misma población. Un gesto digno de imitar.

Tags:

Deja tu comentario