{"multiple":false,"video":{"key":"czoryAODWzE","duration":"00:03:00","type":"video","download":""}}

En Chile se han quemado más de un millón de hectáreas, solo en la última década. Gran parte de estas zonas han sido afectadas por incendios forestales. La preocupación está latente porque hay aún cinco comunas del país en alerta roja debido a las llamas.

Más de 60 focos activos había en el país y, hasta este viernes, de los cuales 37 fueron controlados y 17 extinguidos. Así lo alerta un balance de la Conaf (Corporación Nacional Forestal), según el cual en esta temporada se han registrado 5% más incendios que en la anterior y además incluye a cinco comunas en la lista de alerta roja por riesgo de llamas, en las regiones del Maule, Valparaíso, Bío Bío y Araucanía.

Lee también: Lee también: Se requiere triplicar áreas de bosques y vegetación para frenar el calentamiento global

La buena noticia es que la cantidad de hectáreas afectadas es un 10% menos que el año pasado, pese al aumento de la incidencia. Es el último balance de la Universidad de Santiago, que presentó un preocupante informe en el que muestra que las llamas superan en un 30% el promedio respecto a la década pasada.

En lo que va de la temporada llevamos ya 4.714 incendios. En cantidad de incendios es 5% más. Pero en superficie tenemos 57.255 hectáreas que significa un 10% menos que igual fecha del año pasado”, dijo José Manuel Rebolledo, director Ejecutivo de la Conaf.

Este informe hace evidente la relación entre cambio climático e indencios forestales. El cambio climático aumenta la frecuencia e intensidad con la que se dan eventos extremos”, explicó Raúl Cordero, académico de la Universidad de Santiago, quien se refirió a otro balance uno hecho por esta universidad en el que muestra que las llamas superan en 30% el promedio de la década pasada.

El control es fundamental, pues las cifras apuntan a que 35% de los incendios registrados habrían sido provocados. Pero en la región del Bío Bío es aún peor, con una cifra de 65% de incendios intencionales, y en la Araucanía el número es de 54%.

El escenario es complejo, el verano es una época que favorece los incendios y, al mismo tiempo, dificulta su extinción debido a las altas temperaturas, los vientos y la baja humedad, sumado a la sequía que vive el país. “Condiciones que el cambio climático está provocando en la zona centro y centro sur del país”, añadió Cordero.

Tanto así que hay cinco comunas que se mantienen en alerta roja. Hijuelas, en Valparaíso, Molina, en el Maule. Hualqui y Penco, en la región del Biobío y Renaico, en La Araucanía. Este viernes bomberos combatió incendios en el sector del Parque Nacional Radal Siete Tazas.

Lee también: Sequía obliga al cierre temporal de sectores en el Parque Nacional Radal Siete Tazas y en la reserva Altos de Lircay

Un fin de semana en el que se reforzarán las medidas, pero también el llamado al autocuidado. Desde la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior y Seguridad Pública (Onemi) hicieron un llamado a los veraneantes para que eviten realizar prácticas que puedan desencadenar incendios forestales, tales como asados, fogatas o lanzar cigarrillos encendidos.

El riesgo de incendios es grave y, de hecho, por esta razón han sido cerrados sectores de parques nacionales que, por estos días, solían recibir a miles de veraneantes. Es el caso de Radal Siete Tazas y Reserva Nacional Río Clarillo que fueron cerrados en algunas de sus zonas debido al peligro de incendios y a la sequía.

Tags:

Deja tu comentario