{"multiple":false,"video":{"key":"bTOM0lTqO32","duration":"00:08:47","type":"video","download":""}}

“A mi papá lo perdimos el día 24 de junio por una neumonía por COVID. Él se infectó de este virus dentro de su trabajo que es el terminal Los Agricultores, ex Santa Ana de Buses Vule”, cuenta Verónica Villaroel, hija de Sergio Villarroel, quién trabajó por más de 50 años como conductor del transporte público. Estaba jubilado, pero seguía conduciendo un microbus de la empresa Vule.

“Mi papá siguió trabajando porque no podía vivir con una pensión de 136 mil pesos que era la jubilación de él. Por ende, mi papá tenía que seguir trabajando. No lo hacía por gusto, mi papá lo tenía que hacer por necesidad”, agregó.

A pesar de sus 67 años, el coronavirus no impidió que siguiera trabajando. Al contrario, estaba consciente de la importancia del servicio que prestaba y lo siguió haciendo hasta fines de Junio.

“Él siempre dijo ‘tengo miedo de contagiarme’, él siempre lo dijo. Nosotros sabíamos del peligro que estaba corriendo mi papá”, contó Verónica.

Sergio falleció el 25 de junio en el Hospital El Carmen. Su familia asegura que la empresa no se habría preocupado de la seguridad de sus conductores, sobre todo de sanitizar regularmente los microbuses.

Consultamos a otros conductores y afirman que hay decenas de colegas contagiados de COVID- 19. Dicen no ver cuándo las máquinas son sanitizadas y que la empresa le pide a ellos que desinfecten su puesto de trabajo antes de salir del terminal.

“Además la empresa hace hacer esa pega al conductor cuando no le corresponde, que por el flujo, en el alto tráfico cada dos segundos, cada un minuto están saliendo. Por lo tanto no pueden sanitizar, y esto ha provocado mayores contagios”, señaló Luis Ibarra, Presidente del Sindicato Empresa Vule y Fiscalización.

Lee también: Denuncian “piques” y carreras clandestinas de motociclistas por autopistas de Santiago en plena pandemia

El sindicato dice que hay más de 100 conductores contagiados y 13 fallecidos producto del coronavirus. Una cifra que se suma a las denuncias de conductores de otras empresas, quienes reiteran la falta de limpieza y la escasa sanitización del transporte público.

Según el Ministerio de transporte, la sanitización de los microbuses de la capital se realiza dos veces al día, sin embargo un documento de la empresa Vule indica que la desinfección se hace cada 7 días con amonio cuaternario y cada 15 con detergente desinfectante con nanopartículas de cobre. Para los expertos esto es – sin duda – insuficiente.

“Esta superficie se va a llenar con polvo por ejemplo, se va a llenar con restos de grasa, con restos de partículas y eso va hacer que por supuesto pierda su efectividad a largo plazo, entonces una vez a la semana por supuesto que no es una medida suficiente”, indicó Nicolás Muena, Investigador de Fundación Ciencia y Vida.

Consultamos a Buses Vule y, en un comunicado, aseguran que la sanitización con amonio cuaternario se realiza una vez al día, contrariamente a lo que afirman en este otro documento fechado el 18 de marzo, en donde según sus trabajadores aseguran que no han recibido nueva información a la fecha.

“Este es mi día a día, tengo miedo de repente también. Ya tuve el COVID lamentablemente, estuve más de 30 días mal, me dio una neumonía y la empresa igual no me prestó la ayuda que yo creía que me podía prestar”. Este conductor de la empresa Redbus nos pide resguardar su identidad. Teme que si denuncia pueda ser despedido.

“Yo no tengo seguridad de que hayan hecho la sanitización de la máquina, no lo sé, yo tengo mis turno, llego a mi turno y no veo a nadie que esté sanitizando las máquinas. Tengo un paño y un spray o con lo que puedo en la empresa, trato de mojar un confort o algo y trato de pasarlo por la máquina”, explicó.

En un video se muestra la sanitización de un microbus de Redbus Chile. El procedimiento se hace, pero nos llama la atención que por máquina dura no más de 40 segundos.

“Tienen que ser limpiados primero, sacarles el polvo y los restos de material particulado que puedan tener y posteriormente aplicar el desinfectante y dejarlo actuar entre 10 a 15 minutos para posteriormente retirar el exceso. Entonces por supuesto que es un tiempo insuficiente”, explicó Muena

Los trabajadores de esta empresa incluso interpusieron una demanda laboral denunciando las malas condiciones sanitarias durante esta pandemia.

“Hay trabajadores enfermos, hay trabajadores muertos y la empresa, y no solamente esta empresa, a nivel de Transantiago, de transporte público aquí no han venido a sanitizar en todo este rato, ayer tampoco, todos estos días”, manifestó Exequiel Venegas, dirigente de la empresa RedBus.

Lee también: “Da la impresión que nos estamos desintegrando”: El testimonio de chilenos que sobrevivieron al COVID-19

El Ministerio de Transporte asegura que están fiscalizando la sanitización de las 7 mil máquinas que recorren la capital, y que ya han realizado 24 mil controles. Labor para la que cuentan con apenas 15 inspectores.

“Eso se está haciendo y se fiscaliza, por lo cual, si es que hay denuncias de buses que no se estuvieran sanitizando es importante que nos hagan llegar el caso con toda la identificación”, indicó la ministra de Transportes, Gloria Hutt.

“Los 24 mil controles informados divididos por el total de buses del sistema, 7 mil buses, solo se han fiscalizado tres veces los buses del sistema de transporte público. A todas luces esa cifra es insuficiente”, manifestó la ex ministra de la cartera, Paola Tapia.

Pero la falta de sanitización no sería el único problema que está convirtiendo algunas micros en focos de contagio. Tres empresas de Red Movilidad contrataron la aplicación de un sanitizante con nanoparticulas de cobre, que promete un efecto más duradero. Pero el supuesto desinfectante de la empresa Aintec Chile no cuenta registro sanitario del Instituto de Salud Pública. En abril de este año, la empresa hizo la solicitud al ISP, la cual se encuentra en tramitación.

“Para ser comercializado un producto debe contar con registro sanitario, que asegura su calidad y como debe utilizarse. El número del registro está disponible en la etiqueta”, explicó Isel Cortés, Jefa del Departamento de Salud Ambiental ISP.

“Lamentamos profundamente el error que se ha cometido en la publicidad generada a través de nuestros distribuidores u otras instancias de decir que es un desinfectante. Sin embargo, los respaldos de estudio de laboratorio nacionales como internacionales demuestran sus propiedades anti virales que perduran al menos siete días una vez aplicado”, informó Vittorio Stacchetti, Gerente Comercial de Aintech.

Lee también: Ni siquiera usan mascarilla: Cantantes de Metro aumentan riesgo de contagio en la pandemia

En el ISP insisten en que este producto no se puede comercializar como detergente desinfectante con supuestas nanopartículas de cobre. Le preguntamos a los expertos ¿qué utilidad podrá tener si se aplica cada 7 días?

“Es teórico el que podamos eliminar el coronavirus, este COVID-19 con nanopartículas de cobre. No se ha podido demostrar hasta el minuto y van a pasar algunos meses hasta que pueda ser totalmente demostrado”, concluyó Patricio Jarpa, Gerente General de Nanotec Chile.

“Si estás son superficies que se tocan mucho y que están en mucho contacto con gente y con material particulado, el cobre va a dejar de ser efectivo con el tiempo. Entonces yo no recomendaría confiarnos en el cobre y confiando en estos productos por más de un día”, indicó Muena.

“Lo mejor es seguir las recomendaciones de la OMS para desinfección, es posible hacerlo con un cloro al 1%, idealmente dos veces al día. Por el uso de nanoparticulas de cobre, creo que estas tienen un potencial gigantesco, hay un área de investigación tremenda para desarrollar ahí, pero si hay que ser cautos con el uso porque estas pueden incluso a ser tóxicas para las personas”, explicó Aaron Cortés, Coordinador en Investigación, Clínica Universidad de los Andes.

Una compleja realidad la que viven hoy miles de conductores del transporte público capitalino, que entregan un servicio fundamental e irreemplazable en esta pandemia.

Tags:

Deja tu comentario