{"multiple":false,"video":{"key":"cztosIL869e","duration":"00:03:50","type":"video","download":""}}

Se trata de una pérdida que asciende a $4 mil millones producto de la destrucción de millones medicamentos que en el 96% de los casos se debió al vencimiento de los mismos. Debido a la denuncia de diversos medios y parlamentarios, Contraloría inició una auditoría contra 191 recintos de salud por la destrucción de estos remedios entre el 1 de enero de 2017 y el 31 de diciembre de 2018. En la capital, el Servicio Metropolitano Occidente eliminó $385 millones en medicamentos, el Servicio Metropolitano Sur Oriente $314 millones, y el Norte $286 millones. Desde este último aseguran que a partir del 2019 se realiza una revisión semestral de medicamentos, así se aseguran de despacharlos antes del vencimiento. La mayoría de los destruidos se concentraron en servicios de salud de Puente Alto, La Florida, San Ramón, La Granja, La Pintana, entre otras. Además de las falencias, la Contraloría identificó que el 76% de los medicamentos destruidos, los servicios de salud no saben el origen, si son de programas ministeriales, o por compra directa o indirecta a Cenabast. El órgano fiscalizador dispuso de 60 días hábiles para que redes asistenciales se encargue de actualizar y formalizar los proceso de eliminación. 

Tags:

Deja tu comentario