{"multiple":false,"video":{"key":"oVGoaxOHDX","duration":"00:04:26","type":"video","download":""}}

La escasez hídrica impacta en cada aspecto de nuestra vida, ya que el agua es clave para la energía del diario vivir y la falta de ésta estuvo cerca de echar por el suelo el plan de descarbonización. ¿Cómo se verá el país en 30 o 40 años mas? “21 mil kilómetros cuadrados en Chile pasarían de ser una tierra semi árida a árida, que es superior a la superficie de la Región Metropolitana”, dice Sebastián Vicuña, director del Centro Cambio Global UC. Expertos creen que un aumento en las temperaturas y menos precipitaciones, reconfigurarán el territorio en las próximas décadas. En 2050, nuestros extremos recibirán más agua y la zona central será más árida. Según plantea Alfredo Moreno, ministro de Obras Públicas, “perdemos demasiada agua. Tenemos pérdidas que superan el 30%, cuando un buen estándar debiera ser el 15%”. La proyección indicada se basa en que los últimos 40 años las precipitaciones disminuyeron en un 40% y “se proyecta del año 2030 al 2060, que vuelva a bajar un 15%”, añade Vicuña. La uva podría desaparecer de la zona central en búsqueda de agua hacia el sur, lo mismo sería con los paltos. Aunque hay que destacar que con nuestros niveles actuales ya tenemos ocho regiones en emergencia agrícola.

Tags:

Deja tu comentario