{"multiple":false,"video":{"key":"oULvZmOOQ6","duration":"00:12:23","type":"video","download":""}}

La auditoría realizada por la Contraloría a la Municipalidad de Viña del Mar reveló a comienzos de este año que el déficit actual del organismo asciende a más de 17 mil millones de pesos.

Más allá de la complicación que esto representa para el municipio, hay otros actores que se han visto afectados por la postergación de las problemáticas ciudadanas debido a la falta de recursos.

Los residentes de Viña del Mar aseguran que la crisis se ha evidenciado principalmente en los espacios públicos: basurales en las calles y daños considerables en la infraestructura de la ciudad que no han sido reparados hace varios años.

A esto, también se suma la preocupación por la seguridad de la ciudad jardín por el aumento de peleas, balaceras y de la prostitución callejera. Los habitantes de Viña piensan que esto se puede revertir si se invierte en mayor iluminación en calles y plazas.

Marcela Vargas, concejal de Viña del Mar, asegura que el clima de inseguridad empeoró drásticamente hace algún tiempo y que la culpa de esto la tiene el municipio. “El centro de viña del mar se abandonó, la calle Valparaíso se entregó al comercio ambulante, no se ha sido capaz, porque no hay presupuesto, no han sido capaz de erradicar el comercio ambulante de lo que era la joya de la ciudad”, relata.

A pesar de la gran cifra de déficit que se maneja, hay quienes aseguran que esta es mayor y tiene responsables con caras visibles. Para el abogado Javier Gómez, del movimiento ciudadano “Viña Transparente”, la culpable de esta situación es la alcaldesa de Viña del Mar.

Virginia Reginato debería estar presa por la administración negligente y la ocultación dolosa de este déficit que los viñamarinos nos estamos enterando después de siete años”, señala.

Otra problemática que quedó al descubierto fueron las irregularidades en el pago de horas extras a varios directivos de la Municipalidad de Viña del Mar. Según los resultados de la auditoria, la diferencia entre las horas pagadas y las realizadas es de 63.380, lo que equivale a unos 5 mil 500 millones de pesos.

Gómez expone que “No se trabajan las horas extras y se está pagando un dinero público de todos los viñamarinos en 400 personas. No son sólo los directivos, nunca han sido sólo los directivos pero ellos se notan más porque sus sueldos son más abultados y lo duplican”.

Sin embargo, desde la administración municipal aseguran que el panorama cambió y que esto responde a que se han tomado las medidas correspondientes para que el déficit disminuya.

Claudio BosierAdministrador Municipal de Viña del Mar, señala que “Aplicamos, a partir del año pasado, dentro de las medidas de corrección de muchas cosas que nos sugiere la Contraloría, por eso cambiamos totalmente el sistema de control del tiempo y la permanencia de los funcionarios en sus lugares de trabajo por sistema de control biométrico”.

“En como este déficit inicial de 17 mil y tantos millones va disminuyendo al 31 de diciembre del 2018 a 4 mil 100 millones“, asegura.

Mientras tanto, Contraloría anunció una nueva auditoría pero esta vez al casino municipal puesto que se habrían detectado algunas irregularidades con el pago de la entrada al salón de juegos.

 

Tags:

Deja tu comentario