{"multiple":false,"video":{"key":"jpXTvlWDc","duration":"00:03:30","type":"video","download":""}}

Entre aplausos, en 2017, Chile dejó de ser parte de la lista de los únicos cinco países en los que todavía se penalizaba totalmente el aborto. A cuatro años de que entró en vigencia la ley que permite la interrupción en tres causales -riesgo de vida de la madre, inviabilidad fetal y violación-, es pertinente preguntarse si han funcionado los protocolos correspondientes a esta normativa. Según datos del Hospital El Carmen, la cifra de abortos por violación se cuadruplicó en 2020. Por ello, en este proceso participa un equipo multidisciplinario donde el acompañamiento se vuelve vital. Desde que entró en vigencia la normativa, en Chile se han realizado 2.556 abortos por las tres causales, pero no todos los centros de salud han cumplido con lo que establece la ley: debe haber un acompañamiento antes, durante y después del procedimiento. El informe titulado ¿Garantiza el Estado los derechos de las mujeres?, arroja que un 44,8% de los policlínicos no cuenta con los protocolos; y de 70 recintos, solo 29 tienen un equipo de acompañamiento psicosocial. Además, solo 15 de los 29 servicios salud consultados, informaron haber efectuado capacitaciones de personal médico en técnicas modernas de vaciamiento uterino. Otro dato del informe, es el quiebre de stock de fármacos para realizar los abortos: mifepristona y misoprostol. CHV Noticias envió 5 preguntas al Ministerio de Salud relacionadas con las cifras, y solamente respondieron una, mencionando que no es efectivo el quiebre de stock de los medicamentos mencionados.

Tags:

Deja tu comentario