Por Alejandro Vega
{"multiple":false,"video":{"key":"b43Crw23mU","duration":"00:09:04","type":"video","download":""}}

El director de Gendarmería, Christian Alveal, fue acusado de dirigir un montaje en el llamado Caso Ecuatorianos mientras se desempeñaba como subdirector operativo de la institución, es decir, cuando era subalterno de la entonces directora Claudia Bendeck, quien había ordenado un sumario en su contra.

Este supuesto montaje hace alusión al traslado de dos de los ecuatorianos imputados por la muerte de Margarita Ancacoy, la trabajadora de la Universidad de Chile asesinada en el barrio República, al modulo 11 del penal Santiago 1 donde serían torturados.

Lee también: su matinal tras denuncias a Contraloría: «Todo es reciclado, no hay ningún recurso extra»

Negligencia por la que fue arrestado el gendarme encargado de custodiar a los internos, el sargento Héctor Palma Silva.

“Se sabe con ciencia cierta que el señor Cristian Alveal (ostentando el cargo de subdirector operativo) trabajó el tema del montaje del sargento Palma. El objetivo de eso era sacar a Claudia Bendeck del camino para que llegara el señor Alveal al mando”, asegura el presidente provincial de la Asociación Nacional de Funcionarios Penitenciarios de Santiago, Manuel Catalán.

Sus palabras fueron refrendadas por la fiscal que inicialmente estuvo a cargo de la investigación, Francisca Noll Vergara, abogada de Gendarmería que dentro de sus diligencias abordaba la razón por la cual enviaron a internos a un lugar que no correspondía, pese a que existía un instructivo y un plan de segmentación

“El montaje que se acusaba tenía como finalidad armar un gran paro. Y es sabido que los grandes paros terminan luego con la salida de los directores nacionales”, confirma Noll.

Lee también: “Reconocen largo listado de negligencias”: Abogado de Marcela Aranda por informe de abusos de Renato Poblete

Pero, ¿qué relación puede tener su renuncia con el traslado de dos ecuatorianos a un módulo donde serían torturados, negligencia por la que fue arrestado el gendarme encargado de custodiar a los internos?

La detención del suboficial y dirigente Palma Vergara, añade, “conjugó para decantar en un paro, cosa que ocurrió y eso fue todo orquestado por el director nacional de gendarmería Cristian Aleval”.

Las presiones desde el inicio

La fiscal denuncia que apenas fue nombrada en el cargo comenzaron las presiones del subdirector operativo, Christian Alveal, y del coronel Renán Sepúlveda, actual jefe del Departamento de Análisis Penitenciario (DIAP), algo que se hizo efectivo el mismo día que fue confirmada, cuando “tomo conocimiento de una denuncia en mi contra en Contraloría, con hechos falsos, y además de una denuncia anónima que genera un sumario administrativo, el cual es publicado en la prensa, violándose el secreto de sumario».

En la misma línea, añade que «fui sacada con funcionarios armados, a la fuerza, y notificada de forma irregular en un sumario inventado”. Noll agrega que de esta forma se le quitó de forma irregular el sumario del Caso Ecuatorianos, que apuntaba a un montaje dirigido por Christian Alveal.

Reportajes de CHV Noticias solicitó una entrevista con el director de Gendarmería, pero no estuvo disponible para responder estas denuncias.

En su lugar, entregó declaraciones el jefe de la Unidad de Fiscalía de Gendarmería, abogado Mario Varela, quien dijo no tener conocimiento del tenor de la investigación interna que otra profesional dio por finalizada y aseguró que las motivaciones no se sancionan, aunque sí se determinó la responsabilidad de dos gendarmes en el incidente que sufrieron los dos imputados extranjeros.

“Hubo sanciones para al menos dos funcionarios. Una multa de un porcentaje de su remuneración mensual, respecto de un oficial, y la censura respecto de un suboficial”, sostuvo Varela.

Sumario sin efecto

Dos días antes de que Claudia Bendeck renunciara a su cargo, la autoridad penitenciaria ordenó iniciar un sumario en contra del actual director Christian Alveal a través de la resolución N° 5890 del 24 de septiembre del 2018. En ella, se nombró como fiscal al abogado Javier Lermanda Reyes.

Lee también: Los videos de las detenciones que inculparían a los 12 carabineros formalizados por torturas y apremios ilegítimos

La acusación apuntaba a que el coronel Alveal, siendo director de la Escuela de Gendarmería, estaba sujeto a una remuneración designada como asignación crítica que le impedía recibir otro ingreso. Pero sí habría percibido otro sueldo como docente en un diplomado realizado en la Academia Nacional de Estudios Políticos y Estratégicos (Anepe), incluso haciendo uso de un vehículo fiscal.

“Esa asignación crítica le impide recibir otras remuneraciones distintas a las que hay en Gendarmería. Eso fue materia de investigación. Él dio clases y fue remunerado por esa situación”, detalla Noll.

Sin embargo, tras la renuncia de Bendeck, el nuevo director subrogante, el mismo Alveal, ordenó dejar sin efecto el sumario en su contra, mediante la resolución exenta 6219 del 3 de octubre del 2018.

La acción de Alveal fue denunciada por el fiscal Javier Lermanda ante Contraloría, en un escrito donde plasma su “temor a eventuales represalias por estar involucrado en un sumario instruido contra el actual director de la institución, habiendo sido testigo de gestiones al margen de la ley para evitar que se realice dicha investigación y de la persecución de que han sido víctima otros colegas como la abogada encargada de la Oficina de Responsabilidad Administrativa, Francisca Noll”.

Sin embargo, Noll asegura que, a pesar de la gravedad de la denuncia, ésta no prosperó porque al fiscal Lermanda “se le renovó el contrato y la denuncia no quedó en nada».

El jefe de la Unidad de Fiscalía de Gendarmería, Mario Varela, asegura que “Contraloría dijo que no estaba dentro de su planificación de sumarios y por tanto remitió la información al ministerio y a la autoridad para que ellos hicieran el procedimiento sumarial”.

Lee también: «¿Cuántas horas rezabas?»: Las polémicas encuestas a denunciantes de abusos de sacerdotes que complican a la PUC

Es decir, el sumario volvió a Gendarmería y supuestamente lo investigó el fiscal Pablo Toro, actual director subrogante y segundo al mando, por entonces subalterno del director nacional. “El resultado del sumario fue el sobreseimiento por no poder determinar responsabilidades administrativas”, explicó Varela.

Finalmente, la saliente directora Bendek fue llamada a declarar como testigo en una investigación que encabeza el fiscal de alta complejidad, Jaime Retamal, y que podría tener relación con la falsificación de documentos y actos de corrupción en los sumarios de Gendarmería, pero por ser secreta, la Fiscalía Centro Norte también se abstuvo de hacer declaraciones.

Tags:

Deja tu comentario