{"multiple":false,"video":{"key":"oUK8GBAZnS","duration":"00:06:08","type":"video","download":""}}

El sigilo al momento de acercarse a descuidados clientes que tomaban un café o disfrutaban de un sándwich era la clave de este sujeto apodado como Sombra.

Luis Torres Zúñiga actuó por lo menos en diez robos, en donde aprovechaba que las víctimas se alejaban de sus pertenencias para robarles sus bolsos, billeteras o computadores portátiles.

Lea también: Llegaba en bicicleta y con rostro descubierto: Condenan a 10 años de prisión a Alexis Sánchez Pérez

Según el fiscal Felipe Díaz, de la unidad de Focos y Análisis Criminal de la Fiscalía Oriente, “fue detenido por una orden emanada en su contra desde el año pasado, siendo formalizado por varios delitos de hurto reiterado, lo que hizo que el tribunal decretara su prisión preventiva”.

Eso sí, aclara que “de haber sido formalizado por un sólo hurto, habría quedado libre y sólo arriesgaría 541 días, pero al ser reiterado, la pena de una posible condena sube a 3 años y un día“.

Apodado como Chupete, por su cabeza calva, este delincuente se daba el lujo de salir de vacaciones a Brasil y Argentina, gracias al dinero obtenido al vender los notebooks que robaba a las víctimas que dejaban sus bolsos en el suelo o en los respaldos de los asientos.

Sombra era el líder de la agrupación delictiva, que ya había sido detenida en octubre del año pasado, pero este escurridizo sujeto había logrado evadir la acción de la justicia, hasta la última semana de junio cuando fue capturado, formalizado y dejado tras las rejas como medida cautelar, por su peligro para la seguridad de la sociedad.

Tags:

Deja tu comentario