{"multiple":false,"video":{"key":"b44v4R8VSL","duration":"00:04:40","type":"video","download":""}}

El domingo 3 de febrero comenzó a regir oficialmente la ley 21.000, que prohíbe la entrega de bolsas plásticas en el comercio chileno.

Con esta medida, y tras él término de la marcha blanca, los supermercados y retail no podrán ni siquiera entregar dos bolsas plásticas por cliente.

De esta forma, Chile se convierte en el primer país Latinoamericano en eliminar las bolsas plásticas del comercio. Un hito para la región y gran contribución para el medio ambiente, ya que se estima que para el 2050 habrá más plásticos que peces en el océano.

Lee también: No desaparecerán todas: Las bolsas plásticas que se seguirán usando en el comercio después del 3 de febrero

La iniciativa, además, cuenta con amplio apoyo ciudadano. El 95% de los chilenos está de acuerdo con que las bolsas plásticas dejen de existir. Sin embargo, el lado negativo lo sufrirían los empaquetadores, quienes ven con incertidumbre el futuro laboral.

Aseguran que desde que inició la marcha blanca de la ley -en agosto del año pasado-, tienen que lidiar con el enojo de los clientes y las bajas propinas. “La gente ya no nos valora como lo hacía antes”, afirmó una trabajadora.

Esta situación no solo afecta a los jóvenes, ya que hay algunos locales donde los empaquetadores son adultos mayores o personas con discapacidad. Uno de ellos es Carlos (70), quien viaja todos los días cuatro horas para llegar al supermercado, puesto que ese empleo lo ayuda a compensar su reducida pensión. “¿Nosotros dónde vamos a buscar trabajo? Nadie nos da pega”, señaló.

Lee también: “No tenemos la culpa”: El mensaje de una empaquetadora de supermercado a los clientes que reclaman

Hasta ahora las grandes empresas no han dado respuestas. Afirman que no pueden hacer nada, ya que los empaquetadores no son sus trabajadores porque dependen de distintas organizaciones, y serán ellos quienes van a determinar el futuro de esta labor.

No son los únicos

El impacto de esta ley también llega a las empresas que fabrican las bolsas plásticas, quienes han optado por eliminar este artículo de producción para buscar otras alternativas.

Lee también: Ballena murió luego de tragarse ochenta bolsas plásticas en Tailandia

Empresas que no se han reinventado con el reciclaje han ido cayendo”, indicó Gabriel Caballero, gerente de producción Plásticos Hebrolux.

En tanto, las empresas fabricantes de bolsas reutilizables tienen diversas opciones disponibles para los clientes, pero no saben si van a poder venderlas, ya que la ley prohíbe las bolsas con polímero derivado del petróleo y este material está presente en casi todos sus artículos.

Tags:

Deja tu comentario