Reportajes - elisa loncón

Elisa Loncon: “No estamos aquí por ideología, quien quiera entenderlo así está perdido”

A un día de dejar la presidencia de la CC, la académica conversó con CHVNoticias sobre los desafíos del proceso, e hizo una autocrítica de estos primeros meses. La lingüista también tuvo palabras para su compañero Jaime Bassa a quien calificó como "un hombre deconstruido". Finalmente proyectó el futuro con una universidad mapuche, intercultural y autónoma para los pueblos.

gonzalo-nunez
Por Gonzalo Núñez
{"multiple":false,"video":{"key":"bNe7gN","duration":"00:19:34","type":"video","download":""}}
  • Enlace copiado

Este martes 4 de enero de 2022, según el artículo 40 del Reglamento General, la mesa directiva de la Convención Constitucional deberá ser rotada, es decir, se llevarán a cabo elecciones que reemplazarán a las figuras de Elisa Loncon como presidenta y de Jaime Bassa como vicepresidente.

Lo anterior, de cara a la recta final del proceso constituyente, que en su cronograma estableció que para el 25 de junio la nueva carta magna debería estar completamente redactada, para luego dar paso a un plebiscito de salida.

A horas de finalizar el cargo que la llevó a ser reconocida como una de las líderes más influyentes del planeta, CHVNoticias conversó en exclusiva con Elisa Loncon en las dependencias del ex Congreso Nacional. La lingüista nos dio a conocer sus impresiones de cómo fue liderar el proceso, sus reflexiones a días de entregar el mando y sus principales desafíos y sueños para el futuro. También tuvo palabras para hablar sobre algunos momentos que la marcaron y sobre las críticas de algunos sectores políticos que tildaron a la dirigencia de estar “ideologizada”.

Lee también: Bárbara Sepúlveda baja su candidatura para presidir Convención Constituyente

“Hemos logrado la tarea. Nos correspondió poner en funcionamiento el órgano con su reglamento, instalar las comisiones y dar toda una institucionalidad a la Convención Constitucional. La estructura no estaba, hubo que crearla y lo logramos. Me voy satisfecha porque cumplimos con lo que nos correspondió y con la tarea propuesta” enfatiza la presidenta de la Convención.

Los momentos destacados

Hubo distintos momentos emotivos según cuenta la académica. “Al mes que estuvimos acá instalamos las banderas de las regiones en la entrada. Cada Convencional caminaba  por el pasillo lleno de banderas y a cada uno le hizo sentido la bandera de su región. Fue bonito ver a cada uno reconociendo su espacio territorial por el símbolo de la bandera. Eso fue emocionante, nos dimos cuenta de que estábamos en sintonía, que había una inteligibilidad lingüística, de saber que lo que el otro dice se puede representar en un símbolo, eso fue muy fortalecedor para la Convención”.

Constituyentes ingresando al Paseo del Reconocimiento instalado por la Mesa Directiva por el Primer Mes de Trabajo de la Convención Constitucional en el Ex Congreso Nacional.

El segundo momento que destaca Loncon, fue cuando comenzaron el trabajo de las comisiones el pasado 18 de octubre de 2021. Dentro de ese trabajo hubo discursos de constituyentes “que reivindicaban a sus madres profesoras y que venían de familias de docentes. Aquí hubo espacio para la mamá y para la abuela. En la política fría es como si fuera un resorte técnico que se articula, que queda y acaba. En cambio acá ese resorte tiene memoria y emoción. Eran tantas las historias que yo no conocía, pero que uno podía reconocerse en esos capítulos. Eso fue emocionante en cuanto al lenguaje. Se estaba viendo el Chile diverso y articulado. Eso es valioso. Acá está presente el Chile que existe, pero que no tuvo la posibilidad de incidir políticamente”, sostuvo.

Jaime Bassa y la nueva masculinidad

Al ser consultada sobre su compañero en la mesa directiva, el abogado constitucionalista, Jaime Bassa, dijo que “es un hombre deconstruido. Un hombre que está repensando la relación masculina con la femenina. Es una persona que entiende las demandas de plurinacionalidad. Es una persona que tiene una apertura mental y cultural. Es muy humilde”, detalló.

Lee también: De cara al plebiscito de salida: Servel habilitará cambio de domicilio electoral desde el 1 de enero

“No es una persona con arrogancia masculina, que quisiera ponerse en una circunstancia de ‘yo soy un abogado constitucional y tu te callas’, eso no entra en la memoria de Bassa. Pudimos llevar una dirección paritaria, horizontal y muy complementada frente al pleno y frente a las autoridades que venían”, añadió.

Actividades de la convención, último pleno presidido por Elisa Loncón Y Jaime Bassa en el Hemiciclo de la Cámara de Diputados del Ex Congreso Nacional.

La cultura adultocéntrica

Tras ser consultada sobre el gobierno de Gabriel Boric y su pasado como ex dirigente estudiantil, la académica aseguró que se trata de un sujeto histórico que está instalándose en las decisiones del país.

Ella define este concepto como “una persona transformadora de la sociedad. Chile tiene una historia de incidencia de sujetos históricos a través de los movimientos sociales. Y pese a la circunstancia de la dictadura y posterior proceso de una democracia no perfecta, ese sujeto histórico permaneció y se cultivó”. En este sentido agrega que “el 2006 eran estudiantes de 12 o 15 años, secundarios, luego en 2011, a nivel de educación superior, asumieron protagonismos de incidencia”.

“No es un brote de la noche a la mañana, hay un relato histórico en donde se viene construyendo. Yo no tengo problemas con que sean jóvenes, porque han hecho una reflexión mucho más avanzada (…) acá está instalada la cultura adultocéntrica, donde el adulto tiene que mandar y tener la última palabra”, añadió.

Lee también: Convención Constitucional extiende plazo para ingresar iniciativas populares de norma en plataforma digital

Sobre este punto, Loncon profundiza explicando que “el joven ha reflexionado, se ha preparado y se ha formado, ha estado al lado del movimiento social. Si ellos han estado insertos, saben como se maneja la sociedad. Tengo confianza en la juventud. Yo soy profesora académica universitaria y siempre hemos estado con los jóvenes, de ellos sale el futuro del país y eso no hay que negarlo. Cuando un país no le da futuro a los jóvenes estamos mal”.

El Presidente electo, Gabriel Boric, llega al ex congreso Nacional, en la comuna de Santiago, y saluda a la presidenta de la Convención Constituyente, Elisa Loncón.

El mea culpa y la autocrítica

La convención no ha estado exenta de problemas y las críticas al organismo han sido una constante de parte de algunos sectores. Sobre este ámbito, la mujer nacida en Traiguén defiende el rol de la mesa y asegura que “aquí nos enfrentamos a la realidad chilena. Entonces llegamos aquí como convencionales, con una visión de que supuestamente éramos intachables, y nos encontramos con el problema de Rojas Vade. Era un imponderable, nosotros no lo podíamos resolver, pero se presentó y hubo que tener una visión inmediatamente institucional para sacar lo que no correspondía y seguir avanzando”.

Otro tema que recalca la profesional mapuche lamenta, es que “me hubiera gustado tener más tiempo para dedicarme a trabajar con las comunidades de escaños reservados, porque el trabajo de la presidencia es absorbente y nos ha faltado bastante diálogo”.

Lee también: New York Times destaca proceso constituyente chileno en medio del cambio climático

“Hoy existe distancia entre nosotros producto de la desconfianza instalada por falta de diálogo y comunicación. Tengo mi mea culpa,  hubiera tenido más tiempo lo hubiera dado, es tiempo de repararlo. Dejando la presidencia me aboco de lleno al trabajo con las comunidades y escaños. Me hubiera encantado tener mucho tiempo para aclarar algunas visiones sesgadas de la sociedad. Aquí hay un racismo instalado a partir de visiones monoculturales de las concepciones de ‘un Estado, una nación, por lo tanto una lengua'”, denunció.

Nosotros cuando llegamos con nuestras lenguas fuimos altamente criticados. Quiero entender que hay un vacío de conocimiento. Existe un vacío cultural ahí. Yo como profesora, me muero de ganas de estar conversando y enseñando, acercándoles la literatura”, agregó.

“Ahora que dejaré la presidencia quiero llenar esos vacíos. Espero que eso camine y se resuelva para terminar con el proceso de instalación de derechos en la nueva constitución. Ha sido una experiencia hermosa para mi. Agradezco a los constituyentes que me apoyaron, a los pueblos y organizaciones. He salido mucho a los territorios, agradezco el camino y la confianza. Seguiremos juntos porque nos necesitamos. Porque lo que viene es escribir la norma, luego el plebiscito, y luego implementar. Este es un proceso de largo alcance donde necesitamos avanzar juntos”, reflexionó.

Lee también: Jaime Bassa anunció ahorro de $970 millones en la CC: Recursos serán para participación ciudadana

Respecto a las críticas, parte importante han venido desde Chile Podemos Más, quienes han tildado de ideologizada a la mesa directiva y han asegurado que a Loncon, junto a Bassa, les ha faltado espíritu democrático.

“Ahí se ve la distancia generacional. La mentalidad de ‘un Estado, una nación’ cuando uno plantea que tiene que haber paridad, plurinacionalidad, que las lenguas forman parte de los derechos fundamentales. Ellos no lo comprenden porque pertenecen a una generación ideologizada, donde lo único que existía era ‘un Estado una nación’. Nosotros no estamos aquí por ideología, quien quiera entenderlo de esa forma está perdido”, respondió.

“Estamos acá para hablar de derechos y de posturas técnicas, con el fin de cambiar la política de Chile frente a una realidad concreta que se generó a partir de la crisis profunda de la democracia. Las ideologías no tienen espacio porque tenemos que trabajar sobre los derechos de los ciudadanos y de la naturaleza“, concluyó.

Sus sueños y anhelos

Si bien Elisa Loncon vive el presente, también tiene una visión sobre cómo le gustaría ver a su pueblo en una década, elaborando un concepto que no ve lejano, el sueño mapuche: “Recuperar sus tierras, tener autonomía y autodeterminación”.

Desde el punto de vista académico le gustaría tener una Universidad Autónoma Mapuche, “donde se cultive en diálogo los conocimientos ancestrales junto a las técnicas más avanzadas, en esta interculturalidad que hay que instalar. Que se cultive la lengua y se formen periodistas que hablen el idioma, para yo ser entrevistada hablando en mapudungun. Cuando te llega la información en tu lengua, eso es un derecho. Esos son mis sueños”, sentenció.

Elisa Loncon (c) , durante la inauguración de la Convención Constituyente realizada en el ex Congreso Nacional.

Los desafíos en la recta final

Para Loncon, las instancias de participación ciudadana han sido vitales: “Contamos con audiencias públicas en donde la sociedad civil, organizaciones y entidades nos han mostrado sus planteamientos sobre diversas materias, como sistema de gobierno, sistema judicial, o modelo económico. Hemos recibido sobre mil audiencias e intervenciones de personas, y eso ha sido la base que nos permitirá trabajar la discusión”, expresó.

Paralelo a eso la Convención tiene convenios con entidades como la Biblioteca del Congreso o Archivo Nacional. “Tenemos fuentes secundarias y primarias y ahora estamos enfocados en trabajar las normas. Esta nueva presidencia debe conducir el proceso de instalación de normas constitucionales. Las competencias tienen que ver con liderazgo de poder conducir el proceso, que sea participativo e equilibrado. Que se aplique la democracia como corresponde”, afirmó.

Lee también: Convencionales presentan propuesta para eliminar el Tribunal Constitucional

“Tenemos más de 60 abogados, pero además, cada comisión está apoyada por dos a tres abogados que conducen y toman las actas. Tenemos las competencias jurídicas instaladas en el organigrama. Lo más importante es el contenido y la discusión, y cómo van a referirse a propuestas técnicas que no van a entrar en el plano de la ideología, sino que al plano del derecho, porque lo que le corresponde Convención es instalar los derechos de la ciudadanía en la nueva Constitución”, agregó.


  • Enlace copiado
Lo más visto