{"multiple":false,"video":{"key":"b460aNvW5W","duration":"00:06:19","type":"video","download":""}}

El consumo de productos naturales ha aumentado considerablemente en los últimos años, tanto en el comercio legal como en el mercado informal de las ferias libres. 

Pero no fue en la calle, sino en un centro establecido, donde el ingeniero Rodrigo Reyes adquirió un producto para fortalecer el sistema cardiovascular de su madre de 70 años, quien, según denuncia, sufrió una grave descompensación, poniendo en riesgo su salud.

CHV Noticias acompañó a Reyes a devolver el producto al local. La respuesta fue que nunca habían tenido problemas con el laboratorio que lo elabora.

Aun cuando estas cápsulas se adquieran por sus propiedades terapéuticas, la normativa no los considera un medicamento. El senador Guido Girardi (PPD) explica que “la Seremi de Salud los regula como si fuera un alimento, como si fuera una alcachofa o un paquete de cereales”.

Lee también: Aumenta venta de productos falsificados en locales establecidos: Arriesgan penas de hasta 3 años de cárcel

Es decir, el producto se encuentra fuera del ámbito fiscalizador del Instituto de Salud Pública (ISP).

“Incluso puedes tener productos que señalan que tienen zinc, que tienen microelementos, que tienen sustancias como vitaminas. Muchos de esos, o no tienen ninguna propiedad y son falsos; o tienen algunos componentes que pueden ser incluso dañinos, tóxicos y pueden llegar a matar o dañar la salud de una persona”, agrega el parlamentario.

En la práctica, este colágeno, considerado un alimento, se habría convertido en un peligro para la salud de la madre de Rodrigo: “se sintió mal, vino una depresión, vino un tema de descompensación y obviamente crisis hipertensiva. La tuve que llevar a la clínica varias veces”, relató él. Cuando dejó de tomarlo, su condición mejoró.

Desde la Seremi de Salud explicaron a CHV Noticias que el producto se encuentra en regla y autorizado para ser consumido. 

CHV Noticias buscó al representante legal de la empresa fabricante, José Córdova. Al llegar a la dirección indicada, un hombre indicó que “lo andan buscando hace rato, la PDI, años atrás… era una farmacia homeopática que está aquí al lado”.

Lee también: “Es irracional”: Colegio de Providencia anunció alza de más de $150 mil en matrícula para 2021

Tal local ya no existe. En 2016 fue multado junto a otras farmacias por comercializar y distribuir productos considerados farmacológicos por el ISP y que no tenían registro sanitario, incluso había falsificaciones. Los elaboraba una empresa farmacéutica comercializadora y envasadora de productos ubicada en la comuna de Macul. Es la misma dirección que tiene la empresa fabricante del producto adquirido por Rodrigo y que también fue multada. 

Proyecto para que el ISP los analice

Paralelamente a la publicidad, que puede ser engañosa y perjudicial, estos suplementos, elaborados en laboratorios, hace mucho tiempo proliferan en el mercado. Sin embargo, el fiscalizador de alimentos de la Seremi de Salud, Marco Pérez, opina que “el fabricante debe ser el primer responsable respecto de lo que está ofreciendo”.

El senador Girardi, en tanto, plantea que “esto tiene que tener una regulación y tiene que tener una fiscalización. Como no tiene regulación, no se fiscaliza, nadie se hace cargo, nadie está defendiendo a los consumidores respecto del uso de estos productos”.

El director (s) del ISP, Heriberto García, afirma que “esos productos deben ser catalogados como medicamentos y tienen que exigirse ciertas reglas para que se pueda comercializar”.

En ese camino, el proyecto de Ley de Fármacos II, que todavía se tramita en el Congreso, busca introducir en la nueva legislación a esta familia de productos que podrían poner en riesgo la salud de la población.

Tags:

Deja tu comentario