Reportajes - estafas

«Es una pesadilla»: Envió fotos de su carnet a supuesto comprador y con su identidad estafaron a otros

Felipe asegura que lo que pensó había terminado como una estafa en su contra se convirtió en un calvario meses después, cuando el mismo sujeto ocupó su identidad para continuar cometiendo engaños por Internet.

{"multiple":false,"video":{"key":"oVnQabxKjr","duration":"00:04:22","type":"video","download":""}}

«Me dijo ‘para que quedemos los dos tranquilos, te ofrezco mandarte una foto de mi carnet y tú me mandas la tuya, y así sabemos con quién estamos tratando'».

Con este relato, un simple error de confianza, según cuenta, comenzó el calvario de Felipe. Todo, tras publicar un producto a la venta en una página de Internet.

«Saco la foto de mi carnet y se la mando y él en respuesta de eso me manda el voucher que entrega el banco con el depósito«, agrega.

Ahí recién desconfió y llamó a su ejecutiva bancaria. No tenía ningún movimiento en la cuenta. Cuando se percató que todo era un intento de estafa decidió bloquear al supuesto comprador.

Para él todo quedó hasta ahí. Eso, hasta unos días más tarde cuando comenzó a recibir llamadas telefónicas.

«Después de dos meses empezó a llamarme gente de Cabreros, de Chillán, de Los Ángeles, que yo los había estafado», añade Felipe.

Ahí se dio cuenta que esas supuestas compras eran a su nombre y recordó el episodio de la foto. Además descubrió funas en su contra en redes sociales. A su nombre estafaron a más de tres personas, una de ellas relata su historia.

Lee también: OS7 detuvo a productor de DMT, conocida como «la droga de los dioses»

«Vinieron acá, la probaron y querían puro llevársela en realidad mientras el otro caballero que supuestamente era Felipe me estaba haciendo la transferencia. Me habló y me dijo que ya estaba lista», cuenta la otra víctima.

Una moto en venta, más de un millón de pesos en juego. Cuando le enviaron una foto de la transferencia intentó revisar en su cuenta, pero no lo logró. Aparentemente los estafadores se la bloquearon pero ya era tarde: un grupo de personas se había llevado la moto desde su casa.

Quien supuestamente realizó esta maniobra fue, para la víctima, Felipe Osorio. Puso la denuncia, cuando logró contactarse con Osorio se percató que también decía haber caído en el engaño de falsos compradores.

«Nuestra vida está cada vez más digitalizada y en este mundo digital lo que cada vez tiene más valor es nuestra información personal«, señala René Caracci, administrador del país de Novared.

Así también lo sostienen desde la PDI. Además del llamado a nunca, por ningún motivo, entregar este tipo de datos a desconocidos, dan a conocer los pasos a seguir en caso de caer en una estafa como esta.

Pero si hay errores de usuarios que entregan sus datos sin desconfiar, que esta información sea entregada por una institución pública es más grave. Todo luego de que un usuario no recordara un número.

Lee también: Padre e hija fueron víctimas de robo armado en Lampa: Vecinos denuncian falta de presencia policial

Un hombre descubrió una falencia en la seguridad de una página web de un organismo estatal. Por razones claras no diremos cuál es, y por las mismas razones taparemos la información. Pero con sólo una edición en la URL de esta página, pudo tener acceso a los datos de más de treinta mil personas, incluidas las fotos de la cédula por ambos lados.

Dimos aviso a este organismo, entregamos los antecedentes y la forma de obtener estos datos. Dijeron derivar la denuncia a su área informática e investigar esta vulnerabilidad lo antes posible.

Los peligros de entregar su información confidencial a cualquier persona lo pueden llevar a vivir lo mismo que Felipe Osorio, quien por confiado está viviendo esto.

«Me llamó hasta un niñito que le devolviera el PlayStation. Es una pesadilla, no se la doy a nadie«, dijo Felipe.

Síguenos en Google News

  • Enlace copiado
Lo más visto