Por Ricardo Nannig
{"multiple":false,"video":{"key":"oUO3DNp0HM","duration":"00:02:46","type":"video","download":""}}

Está dando que hablar en todo el mundo. Destacados medios como The Guardian lo publicaron. Hablamos de un estudio de la Universidad Hasselt, en Bélgica, que demostró la presencia de partículas provenientes de la contaminación atmosférica al interior de placentas analizadas post parto.

De acuerdo al doctor Andrés Pons, jefe del Centro Vigilancia Materno-Fetal de la Clínica Las Condes, “esto significa que estas partículas son capaces de atravesar el árbol respiratorio de la madre, llegar a la sangre, y por la sangre, atravesar la placenta y llegar al feto”.

Pero ojo, porque que las partículas de carbón puedan atravesar la placenta es una cosa, ya que hay otra observación del estudio que es aun más inquietante.

Las placentas provenientes de abortos o partos muy prematuros han visto un aumento de estas partículas de carbón“, aseguró Ulrike Kemmerling, del Instituto Ciencias Biomédicas de la Universidad de Chile.

Es decir, podría haber una relación entre el aire contaminado que respira una persona embarazada y las posibilidades de que el embarazo no llegue a buen término. Pons valoró positivamente el estudio y asegura que “entrega una hipótesis más” a cómo la contaminación afecta los embarazos.

Lee también: La contaminación afecta a nuestra inteligencia: ¿por qué ocurre este fenómeno?

Pero también hay voces que ponen este hallazgo en perspectiva, ya que si bien entrega una tendencia digna de seguir siendo analizada, fue realizado con una muestra baja.

“De ser causa-efecto que las partículas de carbón que estén causando partos prematuros y abortos, creo que estamos un poco lejos para asegurarlo“, puntualizó Kemmerling.

En ese sentido, Pons añadió que “en Santiago, en algunas ciudades del sur y algunas ciudades costeras, que tienen altos niveles de contaminación atmosférica por carbón, si revisáramos las placentas como se hizo en este estudio nosotros podríamos encontrar situaciones muy similares“.

El estudio ayuda a entender mejor los fenómenos que afectan el desarrollo del feto y que también ponen atención en la importancia de atacar las emisiones de gases que contaminan la atmósfera.

El análisis completo lo puedes leer acá.

Tags:

Deja tu comentario