{"multiple":false,"video":{"key":"crDvwk85Y1OEchvn32777","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Historias de tortura, secuestros y muerte, repletan las dependencias del ex Hospital Militar que fue utilizado en dictadura como centro de tortura, donde el ex ministro de defensa, José Tohá, y el general Augusto Pinochet, tuvieron su encuentro con la muerte.

En un recorrido por sus dependencias, Ximena Canales reconoció el subterráneo donde se mantuvo secuestrada con siete años de edad junto a su hermano y su padre.

Al mismo tiempo, la viuda de José Tohá recuerda los momentos en que el ex ministro de defensa de Salvador Allende se encontraba hospitalizado en el recinto médico, donde permaneció en estado de desnutrición y falleció, en primera instancia, por un supuesto suicido.

El pasado 2012, tras la exhumación de sus restos, se logró aclarar que su muerte se dio por estrangulamiento.

El ex Hospital Militar también constituye una dualidad, ya que en el segundo piso se mantenía una barbería donde Pinochet y el resto de los militares acudían especialmente para mantener el corte de pelo propio de la milicia.

Allí también falleció en 2006 Augusto Pinochet, en una sala del hospital ambientada únicamente para él al lado de la UCI para mantener resguardo médico las 24 horas del día.

 

Tags:

Deja tu comentario