{"multiple":false,"video":{"key":"czsOvAho2Ej","duration":"00:06:57","type":"video","download":""}}

El nulo cumplimiento de la ley “Chao cables” ha generado en algunos sectores miles de kilómetros de cables en desuso que quedan botados en las calles, generando un impacto no solo estético, sino que también, en la seguridad de los vecinos. “Los cables se ven primero y la cordillera después”, fue la queja de Rosa Carrasco, vecina del sector, respecto a la vista que tiene desde el frontis de su vivienda por estos desperdicios. Solo la parte superior de los postes están ocupados por el suministro eléctrico, y abajo están los cables de empresas de telecomunicaciones. Su abandono y acumulación provoca que el peso ceda y bajen el altura, aumentando el riesgo de accidentes vehiculares. En 2019 se promulgó la normativa que obliga a las compañías de telecomunicaciones a retirar los cables, pero pese a que se exponen a multas de municipios, ésta no ha tenido sus efectos. Según cifras oficiales, entre marzo de 2018 y diciembre de 2019, se retiraron 1.200 kilómetros de cable; para el 2020 se esperaban 2 mil y para el término del gobierno actual 3 mil kilómetros. Pero hasta la fecha, apenas se han retirado 1.300 kilómetros de cable en total.

Tags:

Deja tu comentario