{"multiple":false,"video":{"key":"czkvbqhWfeq","duration":"00:05:29","type":"video","download":""}}

La enfermedad de su hija lo obligó a dejar su trabajo y comenzar desde cero. Sin embargo, Exequiel Estay no se imaginaba que ese cambio en su destino, lo convertiría en un pionero del reciclaje.

Corría la década de los 90 y quienes ejercían el oficio de recolectar basura eran más bien conocidos como cachureros.

Si en esos años la labor generaba prejuicio, hoy, se trata de un sector clave para el cuidado del medioambiente en nuestro país.

En 1992, Exequiel renunció a un trabajo estable en Santiago. Debido a los problemas respiratorios de su hija, junto a su familia decidieron trasladarse a La Serena, dispuestos a dar un vuelco en sus vidas.

“Partimos con un saco, después triciclo, después furgón, después camioneta”, detalla el fundador del Movimiento Nacional de Recicladores de Chile.

Su título de contador y sus estudios de teología no le impidieron ser uno de los precursores en el rubro del reciclaje, mismo rubro en que se desempeñan actualmente unas 60 mil personas en Chile.

“Sin querer hemos hecho de lo que desecha la sociedad, un futuro para la familia y para el planeta”, señala orgulloso el recolector.

Desde hace más de 20 años, Exequiel ha luchado incansablemente por los derechos y el reconocimiento de los recicladores base.

“Exequiel ha sabido construir y dignificar el rol de los recicladores, pero desde su historia”, relata Ignacio Cobo, Ingeniero de Proyectos Sofofa. 

“Él ha logrado que ellos tengan una dignidad como oficio clave y trascendental para la implementación de leyes“, agrega Cobo.

Hoy, Exequiel enfrenta una de las más duras batallas contra un agresivo cáncer. Sin embargo, aunque sólo puede trasladarse en silla de ruedas, la lucha no se detiene.

Este año, recibió un reconocimiento al ganar el primer premio Desafío Tierra gracias a su aporte al cuidado del medio ambiente.

“A mí me da mucha alegría saber que mis compañeros hayan podido seguir siendo vulnerables, pero que tengan una puerta abierta al emprendimiento”, comenta Exequiel.

Alvaro Alaniz, Director Ejecutivo de la Fundación Reciclaje Inclusivo aclara que el recolector “ha ayudado en muchos países, no solo en Chile, principalmente Centro América y el Caribe. El aporte de Exequiel a la asociatividad ha sido muy grande. Él también ha ido a África y ha estado impulsando la organización de recicladores allá“.

“Yo estuve más de 20 años en la calle. ¿Por qué me escuchan? Punto uno: ven mis manos… son manos de reciclador“, sentencia el pionero del reciclaje en nuestro país.

Tags:

Deja tu comentario