{"multiple":false,"video":{"key":"oVFGX1KJ4V","duration":"00:12:10","type":"video","download":""}}

Apenas asumió, alertó públicamente sobre el estado financiero del municipio de Maipú, pero en paralelo, el alcalde Tomás Vodanovic firmó varios de decretos alcaldicios que pactaban contrataciones a suma alzada, es decir, con sueldos que solo acuerdan el alcalde y quienes prestarán el servicio. Entre las nuevas contrataciones a honorarios, hay conocidos asesores de políticos del Frente Amplio. Jorge Córdova, administrador municipal de Maipú, explicó la aparición de pagos para dos funciones iguales en un mismo informe, lo que «claramente fue un error», dijo. Para los honorarios, la ley no exige concursos, y aunque son financiados con fondos públicos, la autoridad puede designarlos. Ademas de Maipú, la alcaldesa Emilia Ríos en Ñuñoa, quien también denunció un millonario déficit, firmó decretos para contratar a suma alzada, no solo a la novia de Tomás Vodanovic, sino que también al marido de la diputada Maya Fernández, parlamentaria que apoyó abiertamente su candidatura. A un mes de haber asumido el nuevo alcalde, se notificó el término de cientos de contratos en el municipio de Maipú, a raíz de los de los $30 mil millones de déficit que habría dejado la administración anterior, y $7 mil de ellos son del fondo común municipal que no llegaron, planteó el nuevo administrador. Aunque no existe una auditoría externa que respalde estas cifras, el control interno da cuenta, aseguran, de la falta de presupuestos y sus consecuencias. Por eso, ¿cuál es la explicación detrás de estas contrataciones? El Consejo para la Transparencia tiene los ojos puestos en los 190 nuevos alcaldes.

Tags:

Deja tu comentario