{"multiple":false,"video":{"key":"oVo4uo9AEh","duration":"00:03:45","type":"video","download":""}}

Muchos acusaron desprolijidad en la investigación de Gabriela Marín quien vivió el mismo calvario que Antonia Barra. Una violación la condujo al suicidio.

“Seguimos en búsqueda de la anhelada justicia y aún no pasa nada”, dice su hermano, Juan Marín. “Nos quedó claro cuáles fueron los errores del juicio. Los tipos que son culpables quedaron en libertad por errores de la Fiscalía”, sentencia.

La parvularia de San Fernando sufrió una brutal violación y posteriormente terminó con su propia vida hace ocho años. Una carta escrita por la joven fue la despedida que la familia nunca pudo tener.

Lee también: “Después le va a costar mucho”: Colegio de Peñalolén negó admisión a niño con síndrome de Down

El único deseo de Gabriela antes de morir nunca se cumplió. Los dos imputados por el crimen fueron absueltos por los jueces, que culparon al Ministerio Público de cometer una serie de errores en la investigación.

Tras ese fallo judicial que dejó en libertad a los acusados, el dolor de la familia de Gabriela se repite al conocer la historia de Antonia Barra. Por eso, creen que cambiar la ley se hace más necesario que nunca.

“El caso de Antonia nos remueve a todos y estamos con mucha tristeza, porque nuestra clase política no reacciona el tema y está, entre comillas, permitido violar en Chile”, lamenta Juan Marín.

Lee también: Fonasa denuncia a doctora por un presunto fraude que ascendería a los $6 mil millones

Para que un caso así no se vuelva a repetir es que Alejandro Barra, padre de Antonia, impulsó un proyecto de ley que lleva el nombre de su hija y penaliza la inducción al suicidio de una víctima de violación, elimina atenuantes y amplía plazos de prescripción de este delito.

Sin embargo, para abogados y ex fiscales, el proyecto es incompleto. “Carece de una debida descripción de la conducta que trae aparejada esa pena. Desde ese punto de vista es posible advertir que existe un problema y se podría afectar el principio de legalidad. Si uno quisiera hacer un cambio en el estatuto de delitos sexuales, lo más adecuado es hacer una modificación más sistemática al Código Penal de 1874″. dice Patricio Vergara.

Pedro Orthusteguy respalda a su par y cree que la iniciativa no cubre la situación del caso de Antonia, por lo que resultó ser un error.

Tags:

Deja tu comentario