{"multiple":false,"video":{"key":"oUQVc6q1qy","duration":"00:05:18","type":"video","download":""}}

Es la realidad de esta familia de cinco integrantes. María José Rodríguez y su pareja, Alejandro, hace tres meses viven en el aeropuerto con sus pequeñas hijas: la mayor de dos años, otra de uno y la menor de dos meses.

Mientras los demás atienden sus maletas y equipaje, esta mujer se ocupa de las frazadas y la escasa ropa de abrigo de que disponen al llegar al terminal aéreo.

Mi hija llega al aeropuerto y dice que esta en la casa“, dice con dolor Rodríguez.

La familia decidió vivir ahí, debido a que el padre de las niñas trabaja en el mismo aeropuerto como captador informal de pasajeros para taxis y aunque algunos días de la semana logran reunir dinero para pernoctar en un hostal, la realidad es que este se convirtió en su hogar permanente.

“Si le va bien a mi marido en el trabajo salimos a almorzar afuera, sale 7 mil pesos dos platos de almuerzos. Comer papas fritas y completos que es lo más barato dentro del aeropuerto“, añade María José, quien dice no contar con redes familiares de apoyo ni estabilidad alguna.

Sin embargo, desde el Ministerio de Desarrollo Social aseguran que esta familia tiene apoyo de su programa de seguridad de oportunidades y recibiría tres bonos del Estado y el Aporte Voluntario Familiar, pero que habrían desestimado la oferta de acceso a una hospedería del Hogar de Cristo.

Ante esto, María José  argumentó que se ve imposibilitada de participar en programa de apoyo precisamente porque no tiene en quién delegar el cuidado de sus hijas.

Una realidad que podría empezar a cambiar. Tras conocer la difícil situación de esta familia, la fundación El Mejor Cambio se puso en contacto para ofrecerles uno de sus refugios familiares, habilitados en containers acondicionados para recibirlos.

Reacciones solidarias como la de esta fundación privada subrayan aún más el desafío pendiente como país:acoger a a quienes no han tenido las oportunidades para surgir con la dignidad que todos merecen.

Lee también: Mujer acusa a Hospital de Carabineros de negarse a realizarle un aborto por tres causales

Una tarea que el gobierno reconoce con el llamado “Compromiso País” y tiene como objetivo pensar en las personas en vulnerabilidad extrema, con el aporte, no es sólo del Estado, sino también el mundo privado y la sociedad civil, quienes participan de esta iniciativa.

Son muchos los que esperan respuestas efectivas para que realidades tan duras como las que ha vivido esta familia desaparezcan en un Chile más justo.

Tags:

Deja tu comentario