{"multiple":false,"video":{"key":"czl86yhqTxw","duration":"00:10:13","type":"video","download":""}}

María Rosario Flores tiene 68 años. Trabajó toda su vida como asesora del hogar. Antiguamente los empleadores no acostumbraban a pagar las imposiciones de estas trabajadoras. Recién sus últimos 23 años laborales los cotizó como trabajadora del área de la salud.

Su sueldo antes de jubilar alcanzaba los $700 mil. Cuando jubiló, esa cifra disminuyó drásticamente: su pensión hoy es de $58 mil.

Entre lágrimas, María asegura que esa pensión “no alcanza ni para comer, hay que olvidarse de la carne, del pollo y empezar a pedir ayuda a los hijos. Si no fuera por ellos seríamos gente de calle”.

Actualmente, el promedio de las pensiones bordea los $259 mil mensuales. Una cifra menor al salario mínimo y una de las grandes razones del estallido social que se vive en Chile.

Luis Mesina, vocero de la Coordinadora No+AFP, indica que “el sistema no tiene solución en el mercado laboral chileno, ya que los sueldos son muy bajos y la permanencia laboral también es reducida”.

Lee también: Dos alumnas del Liceo 7 de Santiago fueron heridas con perdigones por carabineros que ingresaron al recinto

Algo similar cree Marco Kremerman, economista de la Fundación Sol, quien asegura que “el sistema de AFP está muerto. No hay posibilidad de mejorarlo”.

“Y las propuestas del gobierno no sirven. Aunque aumentáramos la tasa de cotización al 18%, debido a la baja en las tasas de rentabilidad, vamos a llegar donde mismo y lo vamos a comprobar en 40 años más como una promesa incumplida”, añadió.

Lee también: La historia se repite: Chile se rebela contra el alza del precio del transporte público

Actualmente la mitad de los chilenos gana un sueldo igual o inferior a los $400 mil, salarios que difícilmente podrán obtener pensiones dignas en el actual sistema.

Es por eso que hacer cambios en esta materia es -sin duda- una de las banderas de lucha de los millones de chilenos que han salido a las calles durante las últimas semanas.

Tags:

Deja tu comentario