{"multiple":false,"video":{"key":"czlghPDDGVQ","duration":"00:03:28","type":"video","download":""}}

El video se comenzó a viralizar durante la noche del domingo. Se trata del registro que se captó en el centro de Copiapó, donde se realizaba un cacerolazo frente a la intendencia de Atacama y un automovilista atropelló a los presentes.

Las imágenes dan cuenta del irracional acto del conductor, quien se enfrascó en una discusión que duró unos minutos con un grupo de manifestantes.

Es en ese momento que, sin provocación, decidió acelerar el auto y embestir a la multitud que bloqueaba su paso. En detalle, tres personas quedaron con lesiones, entre ellas, una joven de 18 años.

Camilo Tapia Campos, el conductor, se entregó a carabineros y la mañana de este lunes fue formalizado. Tras someterse al test de alcoholemia, éste arrojó cero gramos de alcohol en su sangre.

Lee también: Duros enfrentamientos entre Carabineros y manifestantes marca la jornada del “súper lunes”

El Ministerio Público considera que dio principio de ejecución al delito de homicidio simple. El resultado no fue la muerte de ninguna persona, afortunadamente”, indicó Guillermo Zárate, de la Fiscalía local de Copiapó.

A juicio de la Fiscalía, el delito a imputar es el de homicidio simple en grado de desarrollo tentado. Esto, porque decidió acelerar en plena conciencia de que podría quitar la vida de alguno de los manifestantes.

Opinión que no coincide con la expuesta por la defensa, donde defendieron que Tapia decidió embestir a las personas tras, supuestamente, haber sido agredido.

Se encontraba en compañía de su hijo de 5 años de edad. Eso motivó que él quisiera salir y atropelló a tres personas que resultaron con lesiones leves en el tobillo“, expuso su defensor penal publico, Ángel Guerrero.

Lee también: La colación no es parte de la jornada laboral: Comisión de Trabajo aprueba indicaciones del proyecto 40 horas

Camilo Tapia, el conductor formalizado en Copiapó, quedó detenido hasta que la corte de apelaciones revise su caso. La Fiscalía pidió su prisión preventiva y al no ser otorgada por el juez, el Ministerio Público decidió apelar.

La vía estaba despejada detrás del imputado, por lo tanto pudo haber retrocedido, haber estacionado en el mismo lugar o haber avanzado por otra vía que estaba disponible para su circulación. Sin embargo, él se detuvo y avanzó sobre los manifestantes”, añadió Zárate.

Un caso similar, aunque lamentablemente con consecuencias fatales, fue el que se registró hace poco más de una semana en San Pedro de la Paz, aunque ese conductor, manejaba en estado de ebriedad y terminó con una decena de lesionados y dos muertos, entre ellos un niño de 5 años.

Tags:

Deja tu comentario