{"multiple":false,"video":{"key":"oUMVt5NPX5","duration":"00:02:45","type":"video","download":""}}

Su inesperado deceso fue comunicado por su dueña a través de redes sociales. Grumpy Cat falleció a los 7 años, por una infección en el tracto urinario. Su muerte impactó a sus seguidores quienes a través de redes sociales lamentaron su fallecimiento:

“Grumpy Cat” tuvo su propia figura de cera en el museo Madame Tussaud, participó en la obra Cats, decenas de merchandising con su imagen, entre otros hitos en su vida felina, que lo convirtieron en una marca registrada.

Fue tal su popularidad, que su dueña Tabatha Bundesen pasó de ser una mesera a convertirse en millonaria. Negocio redondo y todo gracias a internet. ¿Cual es la fórmula para hacer de una mascota, un personaje popular y rentable?

El desafío está en crear contenido nuevo y atractivo constantemente, generando una comunidad de seguidores, fiel a nuestra marca y que se sienta completamente identificada con el concepto que queremos transmitir. Así lo hace Jazmín Rodríguez, dueña de Francisco Andrés o más conocido en Instagram como @malo.pancho.

Pancho es parte de los gatos influencers chilenos. Gracias a su particular personalidad ya tiene más de 9 mil seguidores en Instagram.

“Empezó a crecer más, porque empezamos a utilizar los hashtags y así también se dio a conocer con marcas de comida y de accesorios”, explicó Jazmín.

Un ejemplo del fenómeno que provocan los gatos en la web y las mascotas en general. De hecho pueden llegar a convertirse en verdaderos influencers y sus dueños vivir de los beneficios de las redes sociales.

“Cuentas gigantes, como las de este gato que acaba de fallecer, cobran mucho dinero por publicaciones, al igual como lo hace un rostro de tv para protagonizar un comercial. Para influencers más pequeños, que tienen menos seguidores, se suele comenzar por el canje. De hecho, hoy día han surgido agencias de representación de influencers“, explicó Andrés Gallardo, director de la Academia Desafio Latam.

Para lograr tal popularidad en redes sociales hay que trabajar en el contenido de las cuentas constantemente. De ahí, que no cualquiera pueda convertirse en influencer y llegar a ser tan famoso y millonario como el fallecido Grumpy Cat.

Tags:

Deja tu comentario