{"multiple":false,"video":{"key":"bHdh8a","duration":"00:15:01","type":"video","download":""}}

El joven que estuvo presente en el operativo que terminó con el asesinato el asesinato de Camilo Catrillanca reveló su testimonio a casi 5 meses del trágico operativo. Si bien anteriormente el muchacho de 15 años había contado su historia a El Desconcierto, esta es la primera vez que habla en televisión.

El menor, que iba a bordo de un tractor azul junto al comunero mapuche el 14 de noviembre de 2018, dice que nunca intentaron escapar de Carabineros por el supuesto robo de autos del que permanece como sospechoso, sino que la rafága de 12 disparos perpetuados por el GOPE los sorprendió en el camino.

Fue en ese momento, según relata, que un proyectil impactó en la cabeza del comunero. “Levanté las manos, traté de frenar un poco el tractor y me bajé. Y Carabineros llegó al tiro”, cuenta.

El adolescente indica que fue el sargento segundo Raúl Ávila quien lo retuvo en el suelo mientras lo apuntaba en la cabeza con un arma. Tras ello, según narra, Carabineros lo trasladó amarrado todo el tiempo durante el viaje hacia la Comisaría de Ercilla.

Lee también: “¿Querís que te mate como a tu peñi?”: El desgarrador relato de lo que sufrió el menor que acompañaba a Catrillanca

Paralelo a ello, Catrillanca fue llevado hasta el CESFAM de Ercilla por parte de los funcionarios de Carabineros. Pese a que fue atendido por personal de emergencia, no pudo sobrevivir.

Lee también: “Gracias a la salvación que tuvo mi hijo se pudo desmoronar el montaje que hacía Carabineros”

Carlos Alarcón, quien es señalado como la persona que tiró el proyectil que da en la cabeza de Catrillanca, se le imputan lo delitos de homicidio y homicidio frustrado. Lo mismo con el sargento Ávila, que percutió al menos tres disparos.

Sin embargo, Javier Jara, el abogado de Raúl Ávila, señala que esta situación no es objetiva, puesto que es una bala del arma de Alarcón quien finalmente mata a Catrillanca.

“Decir que hay a lo menos 11 o 12 tiros y que por eso, hay dos personas que deben ser imputadas de homicidios, es un reduccionismo en materia penal que no procede” y agrega: “Cada persona responde respecto de sus actos“, comentó.

Por su parte, la Defensora de la Niñez anunció que al cargo por homicidio frustrado por los vejámenes contra el adolescente, sumará el delito de tortura por el impacto psicológico que sufrió el menor.

Tags:

Deja tu comentario