{"multiple":false,"video":{"key":"czofzGvf8nc","duration":"00:03:26","type":"video","download":""}}

Entre aplausos fue despedido Heriberto Rosales, un hombre de avanzada edad que estuvo más de 10 días en los cuidados intensivos de Clínica Dávila. Coincidentemente, para alegría de sus familiares y cuerpo médico, se transformó en el paciente número mil en ser dado de alta en este recinto hospitalario.

“Él llegó en una condición clínica bastante grave, con una insuficiencia respiratoria y saturado a un 78%”, expresó el Dr. César Maquilón, coordinador del Servicio Médico Quirúrgico de Clínica Dávila.

Por esta razón, el hombre fue trasladado a la UTI, donde estuvo 11 días asistido por un sistema de alto flujo de ventilación, lo que permitió que llegara suficiente oxígeno a sus pulmones y sobreviviera.

Lee también: Ciberdelito contra adulto mayor: Le robaron $6 millones de su cuenta y ni siquiera usa Internet

“Es emocionante porque hace un mes que no lo veíamos”, reconoció Nury Inostroza, hija de este paciente contagiado con COVID-19, uno de los ya casi 280 mil que se han recuperado desde la llegada de la pandemia a Chile.

Heriberto, una vez recuperado, tuvo algunas palabras de emoción y un mensaje: “Es un milagro que yo esté vivo, así que ahora a cuidarse nomás. Y que la gente tome conciencia de que esto no es una jugarreta. Muchos creen que esto va a parar, pero todavía falta mucho”, aseguró.

Otros ejemplos de lucha

La historia de Luis Acevedo en la batalla contra el coronavirus también es increíble. Este adulto mayor de 79 años, venció al virus tras estar 70 días hospitalizado.

A la llegada a su hogar en la población La Pincoya de la comuna de Huechuraba, fue recibido con aplausos y vítores, en lo que fue una verdadera batalla contra la enfermedad.

Otro caso para destacar es el de los adultos mayores que este jueves fueron dados de alta desde una residencia sanitaria transitoria, perteneciente al Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama). Ellos pasaron 28 días internados en cuarentena.

“Mi cuerpo se defendió y no me enfermé, pero me trajeron acá por ser portadora del virus”, indicó Ana Arias, quien fue una de las residentes del lugar.

Lee también: “Te amo para siempre”: La dura pérdida de Natalia Valdebenito en medio de la pandemia

Elena Cárdenas, otra de las mujeres que se hospedó por prevención, dijo sentirse contenta por volver a dormir a su cama habitual: “Voy a ver a mi compañera de pieza del hogar, a la que eché mucho de menos”.

La estrategia de aislamiento para proteger a los adultos mayores portadores del COVID-19, ya sean sintomáticos o no, está presente en varias regiones. Y las autoridades han valorado esta iniciativa, que además de cuidarlos, se preocupa de mantenerlos entretenidos, con diversas actividades de recreación, como pintura y otras artes manuales.

“Por esta residencia han pasado ya 120 personas que han sido dadas de alta”, informó Octavio Vergara, director nacional del Senama. Además, agregó que actualmente tienen a otros 260 adultos mayores albergados en este tipo de instalaciones, con un total de 10 habilitadas para recibir incluso a 1.500 enfermos si la situación lo requiriese.

Tags:

Deja tu comentario