{"multiple":false,"video":{"key":"oVJhZalfK1","duration":"00:09:41","type":"video","download":""}}

Óscar Padilla murió de un infarto al miocardio a los 72 años mientras cumplía su función como nochero de la empresa Tiempocar, una labor que desempeñó durante los últimos 7 años con una serie de irregularidades laborales, según denuncia su familia. No tuvo vacaciones, trabajó de lunes a lunes, día y noche, sin relevos y con apenas algunas horas de descanso. El hombre terminó construyéndose una casa con sus propios recursos en su lugar de trabajo. En una garita de seguridad murió el pasado 5 de junio. «Aquí murió mi papá, sentado, después de haber trabajado un viernes en la noche, un sábado de día, un sábado de noche, un domingo de día, un domingo de noche, y el lunes lo pillan muerto aquí», contó su hijo.

Tags:

Deja tu comentario