{"multiple":false,"video":{"key":"oUNYgd789q","duration":"00:06:19","type":"video","download":""}}

En verano los incendios forestales son una de las grandes preocupaciones para los vecinos de sectores con áreas verdes y para las autoridades, es por eso que Bomberos y sus brigadistas se convierten en protagonistas obligados durantes los meses de altas temperaturas.

Hace tan solo dos años, en 2017, la Región del Maule se convirtió en uno de los epicentros de las llamas en nuestro país, registrando uno de los incendios forestales más destructivos del último tiempo.

Es por eso que un equipo de CHV Noticias decidió conocer cómo trabaja un equipo de brigadistas, la primera línea de fuego, en una de las regiones que más se ha visto afectada.

David Herreros, uno de los brigadistas de la Brigada Forestal Arauco, en Cauquenes, resume la sensación que tiene cada vez que deben enfrentar una emergencia: “Sabemos a lo que vamos, pero no sabemos si vamos a volver o no vamos a volver“.

Y su vida por estos meses, al igual que la del resto de sus compañeros, gira en torno a su servicio a la comunidad.

La alarma suena a las 06:30 AM, con ella se despierta a todos los brigadistas para que se encuentren listos para comenzar una nueva jornada de trabajo.

Y el ritmo es implacable. La levantada de la cama es rápida, una ducha, luego a vestirse y pasar a formarse fuera del recinto. Una vez el procedimiento se de por finalizado, pasan a desayunar y ganar fuerza para comenzar las actividades físicas.

De ahí comienza su jornada de arduas labores en terreno.

Si existe algún foco que deban atender, se dirigen hacia donde son necesitados. Si no hay ninguna zona de urgencia, trabajan en posibles puntos críticos para atacar las llamas lo antes posible.

En esos lugares, a todo el sol y sin importar las altas temperaturas, comienzan a limpiar el terreno de escombros y maderas. Cortan troncos que puedan ser peligrosos y arman cortafuegos para prevenir las llamas.

Si es una jornada tranquila, terminarán volviendo a la brigada para estar acostados a más tardar a las 23:00 horas y así reponer fuerzas para un trabajo que nunca acaba.

Tags:

Deja tu comentario