{"multiple":false,"video":{"key":"jqerX6sv4","duration":"00:03:31","type":"video","download":""}}

En un fallo inédito, la Corte Suprema acogió un recurso de amparo de una ciudadana venezolana que buscaba traer a Chile a su hija de 7 años y también a su madre. Para eso pidió la llamada Visa de Responsabilidad Democrática apelando a la reunión familiar. Un proceso en el que ha debido atravesar varias trabas. “Saber que falta poco para poder reencontrarme con mi hija y con mi madre me emociona muchísimo, es un poco difícil no quebrarse ante esta separación con tu hijo, que es la decisión más fuerte que uno puede tomar”, relató Sarielba Figueroa. Por su hija de 7 años hace un año y medio tomó la decisión de salir de Venezuela buscando un nuevo lugar. Eligió a Chile, con la intención de buscar un espacio para luego hacer los esfuerzos por traer a su hija y también a su madre. La pandemia y la determinación de frenar la entrega de Visas Democráticas a ciudadanos venezolanos detuvo todo tipo de ilusión. Sarielba cuenta que “este tema para mí es muy triste. Cuando tu hija te pregunta todos los días ‘¿cuánto falta, mami? ¿Cuánto falta?’, y tu no tienes una fecha. Yo creo que para todos los padres, dejar a nuestros hijos es algo súper doloroso”. Pero un fallo de la Corte Suprema le dio el favor. Ella, su hija y su madre volverán a reunirse debido a que la decisión de la sala penal ordenó que la autoridad administrativa entregue la visa a Bárbara y a su abuela.

Tags:

Deja tu comentario