{"multiple":false,"video":{"key":"cq6Hj6AuxU5wchvn23484","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Elena de la Torre compró un predio de media hectarea en un exclusivo sector de Linderos hace 11 años. Hoy, un campo de golf y varias casas adornan el sector, donde ella edifició una gran casa con piscina y muchas habitaciones.

La casa se está deteriorando, sus padres murieron sin poder vivir en ella y hoy perdió toda esperanza de cumplir el sueño de su parcela propia debido a que la inmobiliaria le vendió un terreno en donde no debía.

Ha gastado más de lo que cuesta la casa en juicios y ahora piensa ir a la Corte Interamericana. Los vecinos y la administración del condominio la acosan y eso a pesar de que tiene permiso municipal.

Casos como este por la tipificación de suelo son comunes alrededor de Santiago, muchas veces sin derechos de agua y los vendedores de estos terrenos se escudan en una escada y legislación.

Tags:

Deja tu comentario