{"multiple":false,"video":{"key":"b43BwPNC4W","duration":"00:06:59","type":"video","download":""}}

No hay más fundamento que la discriminación de género para la brecha salarial“.

Así de tajante resume el problema Paola Bruzzone, la abogada egresada de la Universidad de Chile y que fundó su propio estudio, quien critica que, en el fondo, lo que sucede es que el mercado laboral trata “la misma cantidad de neuronas a mitad de precio”.

Lee también: Revelan las trabas que puso AFP para que usuarios no pudieran obtener seguro de invalidez

Una problemática transversal a todo el país y que en Chile se traduce en que una mujer gana hasta un 20% menos que un hombre por el mismo trabajo, y de la que ninguna está a salvo. Tal como lo cuenta la propia ministra de la Mujer y la Equidad de Género, Isabel Plá, quien contó un episodio previo a su actual rol en el gobierno.

“Pedí un aumento de sueldo y mi jefe me dijo ‘por qué te tengo que pagar más, yo no tengo la culpa de que nadie te mantenga’. Esta fue su explicación”, comentó a CHV Noticias.

En la misma línea, comentó que “le respondí es ‘que aunque estuviera casada con un jeque árabe, un petrolero, mi trabajo tiene el mismo valor'”.

Situación que se sigue repitiendo, aunque está en vigencia la Ley de Igualdad Salarial 20.348, en la que se señala que “el empleador deberá dar cumplimiento al principio de igualdad de remuneraciones entre hombres y mujeres que presten un mismo trabajo”.

¿Y por qué sigue pasando entonces? La ministra lamenta que “hay una naturalización de que las mujeres valen menos, aunque estén cumpliendo el mismo trabajo”.

Y la proyección es lamentable. Según expertos en el tema, hasta  200 años podría demorar en desaparecer la brecha si sólo lo dejamos en un muy lento cambio cultural.

La brecha en datos

Un gerente de recursos humanos promedio en Chile gana más de $5 millones, mientras que una gerenta, por el mismo trabajo, lo hace por $4 millones.

En tanto que un director comercial gana $8 millones y una gerenta comercial $6 millones.

Otra cifra que revela una gran desigualdad es la del porcentajes de hombres y mujeres que postulan a las gerencias. Del total, un 95% son hombres, mientras que solo el 5% restante son mujeres.

Finalmente, a nivel regional, Chile se encuentra en el tercer lugar entre los países con menor brecha de género a nivel salarial, superado por Brasil y Argentina. En tanto que Perú es el que registra las mayores diferencias entre lo que ganan hombres y mujeres.

Tags:

Deja tu comentario