{"multiple":false,"video":{"key":"b435znjJbm","duration":"00:05:15","type":"video","download":""}}

En diciembre pasado las acusaciones de abuso sexual contra una niña obligaron al padre John O’Reilly a salir de nuestro país y recién esta jornada el Vaticano decidió suspenderlo de sus funciones por 10 años tras declararlo culpable.

Todo se hizo oficial a través de un comunicado oficial en que los Legionarios de Cristo dieron a conocer la determinación contra el sacerdote, sanciones que además contemplan la suspensión del ejercicio público, no vivir más en América Latina y no poder estar cerca de menores de edad.

Lee también: Vaticano suspende a John O’Reilly por 10 años del ejercicio sacerdotal: Fue declarado culpable de abuso sexual

Es en ese contexto que desde Roma, el padre Aaron Smith, director de la Oficina de Comunicaciones Internacional de Legionarios de Cristo, habló con CHV Noticias para referirse a la situación.

Quisiera pedir perdón a cualquiera que haya sufrido un abuso por parte de un miembro de los Legionarios de Cristo, al mismo tiempo soy consciente que esta petición de perdón, pues, no basta”, indicó.

Smith dice estar consciente que debe haber un compromiso firme con la prevención de abusos y un actuar inmediato ante este tipo de hechos. 

Tenemos mucho camino por recorrer, pero queremos andarlo“, zanjó.

Pese a esto, aún queda la duda cuán ejemplificadora es la sentencia, ya que O’Reilly no ha sido despojado del todo de su estado clerical.

“La familia lo entiende también como que la iglesia no lo saca de sus filas porque es la iglesia la que va tener que verificar que la sentencia se cumpla“, comenta José Ignacio Escobar, abogado de la familia de la denunciante.

Pese a esto, el mismo abogado sostiene que “es una sentencia largamente esperada por la familia“.

Lo anterior, porque “viene a ratificar lo que había sido sentenciado por la Justicia civil en Chile. Es una sentencia que produce satisfacción en la familia y ayuda a cerrar un doloroso ciclo“.

Tags:

Deja tu comentario