{"multiple":false,"video":{"key":"czoYwwkdHce","duration":"00:06:00","type":"video","download":""}}

Se bajó de un auto y en cosa de segundos sufrió un mortal ataque. No hubo resistencia ni algún tipo de forcejeo. La víctima, Ignacio González, de apenas 19 años, no logró sobrevivir.

Jessica Fernández, madre del joven, cuestiona la brutalidad del ataque. “¿Por qué se dieron el derecho de quitarle la vida de esa manera? ¿Por qué? Por último, si querían asaltarlo, ¿por qué no lo empujaron, por qué no solamente le quitaron la mochila? ¿Para qué hicieron tanto daño?”, sentencia.

Así como Ignacio, a quien dieron muerte a sangre fría para robarle sólo una mochila con colaciones, son centenares de personas las que hoy están siendo víctimas de estos delitos en plena calle.

Felipe Guevara, intendente de la Región Metropolitana, asegura que los sujetos atacan a personas indefensas, quienes, la mayoría de las veces, son abordadas cuando están solas.

Lee también: La versión del funcionario del Minsal acusado por millonario negocio: “Se me atribuye un hecho que no me es propio”

El coronel en retiro Guillermo Benítez, consultor en seguridad, indica que “hoy en día andar en la calle es un riesgo dependiendo del sector”.

Un equipo de CHV Noticias accedió a imágenes y testimonios en los que los hechos se repiten. La sensación es que cada vez son más violentos los ataques a transeúntes en plena cuarentena. Muchos de ellos en toque de queda.

“Yo siempre le decía ‘hijo nunca coloques resistencia si te llegan a asaltar, porque lo material se recupera, la vida no'”, recuerda Jessica, relatando que ella cree que Ignacio pensó en entregar todo, pero “la maldad fue más fuerte”.

El joven estaba a días de cumplir 20 años y trabajaba hace tres en la sección de carnicería de un supermercado en Quinta Normal. Estudiaba ingeniería en informática y tenía gratuidad. El trabajo era para comprar cosas y ayudar en la casa de su familia. En la mochila llevaba colaciones para sus hermanos.

Lee también: Miles de test PCR permanecen en el olvido al no ser procesados: En algunos casos los resultados tardan más de 30 días

Su madre cuenta que era dedicado a sus estudios y quería terminar su carrera universitaria. No obstante, “le cortaron las alas”.

Era el trabajador de menor edad en el supermercado y por eso lo cuidaban y querían tanto sus compañeros. Quien estaba con él al momento del ataque jamás lo abandonó y de hecho también recibió una estocada.

A Ignacio le intentaron salvar la vida. El dueño de un local de sushi corrió a socorrerlo, pero ya era demasiado tarde.

Su despedida fue muy concurrida. Entre gritos, globos y carteles, sus compañeros despidieron el cortejo que llevaba su cuerpo, el cual pasó por el frontis del supermercado.

La tarde del asalto su familia preparaba la once de su cumpleaños, pero por la culpa de delincuentes no hubo celebración y ya no habrá más. “20 años que van a ser distintos, que ya no va a estar”, lamenta su madre. Mientras, su padre, Carlos Mena asegura que festejarán de todos modos, pero sin su presencia física, sino que espiritual.

Lee también: “Queda muy evidenciado su estado de vulnerabilidad”: El video que sería clave en el caso de Antonia Barra

Tour delictual

En la comuna de La Cisterna se puede hablar de un verdadero tour delictual. Asaltantes abordan a personas que pasean a sus perros y a repartidores de comida.

Un hecho aún más grave ocurrió en el sector, en donde dos vehículos habrían seguido a un transeúnte, quien se refugió en su casa. Un error, si es que se puede llamar así, ya que según relatan los vecinos, los delincuentes ingresaron al hogar haciéndose pasándose por carabineros y le dispararon en una pierna. Incluso se fueron disparando al aire para intimidar a todo aquel que estuviera cerca.

“Los sujetos hicieron ingreso al inmueble, reduciendo a un segundo residente, a quien le sustrajeron diversas especies de valor y dinero en efectivo”, comenta el comisario Jorge Salinas, de la Brigada Investigadora de Robos (BIRO) occidente, de la Policía de Investigaciones (PDI).

Según la Fiscalía Oriente, los delitos de robo han tenido un descenso de un 21% este 2020, en comparación al año anterior. Según explica Benítez, se explicaría debido a tres factores: la poca circulación de vehículos, lo cual provoca que haya buenas vías de escape; las aplicaciones que indican en dónde están los controles policiales; y que la policía está abocada al control de la pandemia.

Lee también: Denuncian mal funcionamiento de residencia de adultos mayores en Ñuñoa: todos están contagiados con COVID-19

En la Fiscalía Centro Norte también manejan cifras similares. 9.020 robos se han registrado este año y el mes más complejo fue febrero, con 1.972 hechos de este tipo. En junio fueron 754. Esta Fiscalía abarca Quinta Normal, comuna en donde asesinaron a Ignacio.

Los casos son por centenas, y eso, pese a que desde la autoridad insisten en que los delitos han ido a la baja, o al menos las denuncias. “Algunas comunas, particularmente en las del centro de Santiago no se han detectado estos asaltos a transeúntes. Vamos a seguir vigilando con las policías para que ese delito, al igual que otros, pueda ir a la baja”, dice el intendente metropolitano.

Por estos delitos, son cientos de chilenos los que reclaman más seguridad y otros tantos que hacen campañas como “Justicia para Nachito”. Abordazos, robos o asaltos, no importa el nombre. Lo cierto es que demuestran la frialdad en el actuar de algunos delincuentes, quienes están dispuestos a todo para aprovechar la cuarentena. Ignacio es sólo un ejemplo más.

Tags:

Deja tu comentario