{"multiple":false,"video":{"key":"czt5dzy29Tr","duration":"00:02:37","type":"video","download":""}}

“El administrador debía haberme informado. No es lo mismo una deuda en multas que en gastos comunes”, señaló Iracema Rocha, arrendataria del departamento que recibió el respaldo de la Corte Suprema. La habitante de esta comunidad ni siquiera sabía que la propiedad estaba en medio de un lío judicial y estuvo cerca de quedarse sin agua caliente. La multa, eso sí, había sido cursada a un arrendatario anterior y fue por ruidos molestos. “No corresponde porque tengo todos mis gastos pagados al día”, añadió Rocha. Precisamente, aquellos argumentos de la mujer, en conjunto con Paul Scotti -el dueño del departamento-, fueron los que acogió la Corte de Apelaciones. “Las multas no son parte de los gastos comunes. Las multas deben ser cobradas y canceladas a través del Juzgado de Policía Local”, aseguró Gonzalo Torres, abogado y académico Magíster UCEN.

Tags:

Deja tu comentario