{"multiple":false,"video":{"key":"csjcDGHuIxSqchvn37068","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Willy, un niño de 8 años y que padece de al menos 10 enfermedades, enfrenta una dramática lucha junto a su cuidadora para integrarse al colegio y recibir la atención médica oportuna.

El pequeño fue abandonado a los 7 meses en un hospital público, donde lo conoció Rebeca Gálvez en 2011. Pese a su complejo estado de salud, ella decidió acogerlo en su casa para que no fuera derivado a un centro del Sename.

Esta mujer de 60 años y su hija lo cuidan con esfuerzo y cariño, pese a que muchas veces las puertas las han sido cerradas. El menor sufre constantemente de crisis respiratorias, además de problemas digestivos, epilepsia, y una larga lista de patologías.

“En Chile no existe lugar para niños como él”,afirma su cuidadora. “Hay mucho protocolo para los niños. Para ellos no puede haber burocracia y protocolo”, agrega.

Así, en estos años en que se ha hecho cargo de Willy, no ha sido fácil la tarea de encontrar un colegio que lo reciba, pese a sus dificultades médicas.

Revisa en este Reportaje a Fondo la historia de Willy. 

 

Tags:

Deja tu comentario