{"multiple":false,"video":{"key":"b44Idoh3ob","duration":"00:08:43","type":"video","download":""}}

Se eliminan las bolsas plásticas pero seguimos con una serie de otros envases de plástico, o peor, una mezcla, multicapas y otros materiales que no se pueden clasificar”.

Así lo comenta Carolina Moya, de la Asociación de Consumidores Sustentables, quien también identifica que en esta materia ese es el probema, ya que “no existen las capacidades técnicas instalada a nivel local para hacerse cargo de este tipo de material“.

Ante esta situación, vale la pena hacerse la pregunta: ¿Sirvió para algo eliminar las bolas plásticas de los supermercados?

La respuesta pareciera ser que efectivamente fue un paso, pero que aún hay una gran cantidad de plásticos dando vueltas y que son muy dañinos para el medioambiente y los océanos en particular. 

Y es que las estimaciones apuntan que para el año 2050 habrá más plástico que peces en el mar.

Es por eso que se debe poner ojo al otro material que reina en los supermercados y con el que vivimos cotidiadamente y que es tan dañino como las bolsas: el plástico de un solo uso.

Así lo comenta Soledad Acuña de Greenpeace, quien explica que este tipo de plástico, que encontramos en envoltorios de muchos alimentos y productos, incluso esa bolsa con la que pesamos las frutas y verduras y que rápidamente desechamos, tarda cerca de 200 años en degradarse.

Es por que si bien la prohibición de las bolsas es un avance, este tipo de plástico merece una atención especial. Actualmente se trabaja en una ley para regularlo, pero recién podría estar lista a fin de año.

Es por eso que decidimos hacer un experimento y ver cuántos envases y bolsas de plásticos nos encontramos en una sencilla compra en un supermercado.

Tags:

Deja tu comentario