{"multiple":false,"video":{"key":"czfUkh74NZ3","duration":"00:07:23","type":"video","download":""}}

Acaba de recibir el Premio Nacional del Deporte 2018 por su exitosa carrera en el levantamiento de pesas, donde es campeona mundial de la categoría 90 kilos. Sin embargo, María Fernanda Valdés, tiene metas más allá del deporte.

He llorado, he reído, pero siempre, tarde o temprano, llega el reconocimiento”, dijo la joven de 26 años.

Han pasado 10 años desde que comenzó su carrera deportiva, con muy pocos recursos para entrenar. “Yo no tenía zapatos para entrenar. Me acuerdo de una competencia a los 17 años que yo tenía que prestar mi buzo al que seguía compitiendo”, recordó.

Actualmente María Fernanda está de vacaciones a la espera del inicio de temporadas de competencias 2019. Sin embargo, el resto del año tiene un horario estricto de lunes a sábado, donde entrena dos horas en la mañana y dos en la tarde.

Lee también: Pesista chilena encontró insultos escritos en el vidrio de su auto

Además del deporte, la joven tiene otras metas. Está en segundo año de ingeniera industrial y espera terminar la carrera para aportar a la empresa que su familia tiene en Coquimbo.

A su vez, tiene un fuerte compromiso con las generaciones menores en el deporte chileno. Por lo mismo, piensa que cuando deje las competencias de igual forma colaborará con la Federación del Levantamiento de Pesas.  

“Quiero ser presidenta de la federación, quiero aportar en eso. Creo que hay mucho déficit en esa parte del deporte y es importante que sean deportistas nuevos”, confesó.

En tanto, María Fernanda sigue compitiendo y esforzándose en los años que le quedan de carrera.

Son ocho años por lo menos, pero tengo que pagar la casa en 20 así que no sé qué voy a hacer”, bromeó la deportista.

Tags:

Deja tu comentario